El ICO reparte los recursos para pymes a dos fondos que no están especializados en ellas

stop

Trilantic y PAI Partners están entre los cuatro elegidos a pesar de dedicarse a inversiones más institucionales

De izquierda a derecha, Johann Rupert, Román Escolano y Lionel Zinsou | ED

28 de mayo de 2014 (21:34 CET)

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) saca pecho de la apuesta por las pymes en el ejercicio en curso. Pero la elección de los fondos que participarán en el segundo programa Fond-ICO Global ha desatado la polémica en el sector e incluso ha provocado que el organismo reciba amenazas de impugnación. El motivo: ha repartido recursos públicos a dos grupos que se dedican a perfiles más institucionales y no tocan este tipo de empresas, Trilantic Capital Partners y PAI Partners.

Los gestores del ICO, capitaneado por Román Escolano, echan mano de la normativa de adjudicación para defender la elección. Los criterios son públicos y cuenta con supervisor externo, los asesores financieros Arcano. Con todo, las propias páginas web de Trialantic y PAI Partners dejan claro que las pymes no son su perfil de interés.

Lehman Brothers

Trilantic está gestionado por un grupo de inversores que trabajaban juntos en Lehman Brothers Merchat Banking de Londres antes de la quiebra de la entidad. Salen de la misma escuela que el ministro de Economía, Luis de Guindos, remarcan fuentes del sector. El actual responsable de las finanzas en el país era su delegado en España y tenía una gran relación con la oficina de la capital británica.

Para reiniciar su actividad financiera, este grupo contó con fondos de un origen un tanto distinto y no exentos de polémica. Gestionan parte del dinero del multimillonario sudafricano Johann Rupert. El empresario es conocido por representar en su país la firma de gran lujo francesa Richemont, la propietaria de marcas como Cartier o Montblanc. Regenta otros negocios paralelos igual de beneficiosos para sus arcas. Su éxito se ha visto empañado por una investigación por presunta evasión de impuestos que aún no se ha cerrado.

BNP Paribas

Este vehículo de inversión está interesado en iniciativas de consumo, energía, servicios financieros o sanidad, aunque sólo tiene experiencia con grandes grupos como Talgo o Euskaltel. Casi el mismo perfil que las operaciones que ha firmado hasta la fecha PAI Partners. Atos y Swissport son dos de las transacciones más conocidas del líder en el mercado francés, que se creó para controlar el private equity de BNP Paribas. Está capitaneado por Lionel Zinsou desde septiembre de 2009, formado en las filas de Rothschild.

Los otros dos vehículos de inversión elegidos por Escolano sí que cumplen con los requisitos del fondo público, dotado de 248 millones de euros. Se trata de Espiga Capital y Oquendo Management, firmas españolas con una larga trayectoria y especialización en el sector en pymes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad