El negocio de Bankia crece por primera vez desde la intervención

stop

RESULTADOS

El director general de Presidencia de Bankia, José Sevilla I EFE

28 de abril de 2014 (11:34 CET)

El plan de Ignacio Goirigolzarri para resucitar Bankia alcanza el quinto trimestre. La hoja de ruta va cumpliéndose según lo anunciado en noviembre de 2012, cuando la estrategia que impulsaba recibió luz verde. La mayor novedad en los tres primeros meses de este año es que el banco nacido del núcleo de la antigua Caja Madrid ya no sólo genera beneficios, sino que es capaz de crecer. La cuota de mercado en préstamos y captación de depósitos ha crecido. También los recursos fuera de balance, como los fondos de inversión. La evolución al alza de los principales rasgos es inédita desde la intervención hace dos años.

Con el negocio recurrente, el de los banqueros de toda la vida, Bankia ha ganado 186 millones. Año sobre año supone el 38,5% más. Los márgenes de intereses suben (16,1%) y también las comisiones (2,7%). El capítulo de ingresos típicos mejora de media un 12%. En créditos, capítulo sometido a una campaña de promoción intensa por parte de la entidad, se han concedido 2.800 millones (26%) en los tres primeros meses: el grueso ha ido a parar a empresas (1.930 millones), a vivienda (647,7 millones) y a consumo (221,3 millones).

Los crecimientos elevan las cuotas de mercado de nueva generación en hasta 973 puntos básicos en segmentos como el de pymes con más de un millón en facturación. La media de su stock (volumen total de préstamo concedido) respecto al mercado global es del 6% en empresas y 10% entre particulares. Es decir, Bankia crece a mayor velocidad que su competencia. Los objetivos siguen fijados en otorgar 15.000 millones. “Creemos que a medida que la dinámica mejore, podemos esperar que la facturación crezca respecto al año anterior”, ha dicho la mano derecha de Goirigolzarri, José Sevilla.

Tasa autonómica

La evolución del negocio de Bankia se debe, en esencia, al comportamiento de la red de sucursales. Sevilla ha destacado el incremento de la productividad de la plantilla. “Cabe recordar que hemos cerrado una de cada tres oficinas”. Los responsables de Bankia remarcan su satisfacción con el nuevo modelo de atención en las oficinas. Sólo un nubarrón despunta en el horizonte del negocio minorista. Se trata del impuesto sobre depósitos que preparan varias comunidades, con Catalunya a la cabeza. El grupo no ha calculado ningún impacto.

“Estamos esperando, porque a parte de Catalunya está Valencia y otras autonomías”. “Parece que el sentido común se impondrá e iremos a una normativa homogénea en toda España, válido para todas las entidades”. Es decir, Bankia espera que el Gobierno maniobre y diseñe un impuesto que anule los regionales “para el correcto reparto entre las comunidades”. Si la tasa se implantara según los diseños originales de la Generalitat y otros gobiernos, la base imponible se calcularía en función de los depósitos, segmento en el que Bankia crece el 8,75% hasta los 137.000 millones.

Visión de holding

A la cuenta de resultados de Bankia cabe añadir, como es tradicional, el resultado de su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA). Las líneas del resultado son prácticamente igual excepto en dividendos debido a las participadas industriales. “BFA tiene una actividad residual”, ha remarcado Sevilla, aunque “tiene vocación de holding”.

La matriz, participada al 100% por el FROB, devolverá su ficha bancaria. “La actividad bancaria residirá sólo en Bankia, pero no fusionaremos ambas instituciones”. El grupo ha obtenido un exceso de 250 millones, con 50 millones ingresados en dividendos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad