El Popular gana 105 millones, un 68% menos, por las cláusulas suelo

stop

Mantiene un colchón de casi 2.200 millones respecto a los requerimientos regulatorios, así como una ratio de cobertura que aumenta hasta el 42,5%

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron

Madrid, 29 de enero de 2016 (08:59 CET)

El efecto retroactivo que pudiera derivarse de la eliminación de las cláusulas suelo, hasta mayo de 2013, ha lastrado las cuentas del Banco Popular en 2015. La dotación extraordinaria de 350 millones aportada para cubrir este riesgo ha menguado los beneficios un 68%, hasta dejarlos en 105 millones de euros. 

Al margen de este dato, los resultados de Popular se apoyan en los ingresos recurrentes propios de la actividad minorista, por los que el banco presidido por Ángel Ron ha aumentado la contratación de crédito total en 23.411 millones de euros, un 7,2% más que en el año anterior.

Solvencia

Todo ello ha hecho posible que mediante una generación orgánica de capital, Popular haya mejorado su solvencia 161 puntos básicos, hasta alcanzar una ratio CET1 del 13,11% y mantenga un colchón de casi 2.200 millones respecto a los requerimientos regulatorios, así como una ratio de cobertura que aumenta hasta el 42,5%. 

De la misma forma, el crédito a pymes y autónomos se ha incrementado un 13% y el de particulares un 0,4%. Fruto de esta actividad comercial, el banco continúa ganando cuota de mercado en crédito – pasa del 7,43% al 7,64% - y en depósitos, pasa del 5,71% al 6%. 

Caída de márgenes

En relación con la cuenta de resultados, el margen de intereses se sitúa en 2.251 millones, un 3,4% menos que en 2014, con una aportación del carry trade que en el conjunto del año desciende en 86 millones, y con un aumento de 102 millones € de los ingresos derivados de la actividad comercial.

Las comisiones ascienden a 595 millones, un 9,1% menos que en el año anterior, gracias a la gestión activa de la comercialización de fondos de inversión, que aumentan su saldo en un 21%, lo cual favorece un mayor nivel de ingresos por las comisiones en este capítulo. 

Por su parte, el ROF, con 517 millones, desciende un 37% respecto a 2014. Debido fundamentalmente a ese descenso, el margen bruto se sitúa en 3.431 millones €, un 11,5% menos que en el año pasado.  

Compensación del ROF

Esta menor contribución del ROF a la cuenta de resultados se ha compensado de dos formas; por una parte, con los ingresos procedentes de la actividad puramente bancaria. En este sentido, el 83% del margen bruto lo constituyen el margen de intereses y las comisiones y que hace un año, esta cifra era del 77%. El margen de explotación se ha situado en 1.689 millones, un 15,7% menos que en 2014.  

Por último, se confirma la tendencia de los últimos trimestres por la que las dotaciones corrientes se reducen notablemente, hasta alcanzar los 1.265 millones, un 39,1% menos que en 2014. En relación a la evolución comercial, el crédito nuevo asciende a 23.411 millones, lo que representa un incremento del 7,2% respecto al ejercicio anterior. En este sentido, cabe destacar el crédito a pymes y autónomos que aumenta un 13% y el de particulares un 0,4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad