El precio de la acción de Spanair, clave para la ampliación que ha de garantizar el ICF

stop

Pilotos y personal de cabina aprueban rebajarse los sueldos

Sin título

22 de febrero de 2010 (17:38 CET)

Spanair necesita por lo menos 80 millones de euros para poder afrontar sus dos próximos objetivos: consolidar las rutas aéreas actuales y afrontar la apertura de nuevas rutas, entre ellas algunas de intercontinentales.

La línea aérea que preside Ferran Soriano trabaja en dos planos. El primero consiste en poner en marcha una nueva ampliación de capital de hasta 40 millones de euros y la segunda conseguir un crédito sindicado de otros 40 millones.

Para conseguir estos objetivos la empresa ha puesto sobre la mesa el acuerdo ya ratificado con los pilotos y el personal de cabina según el cual estos dos colectivos aceptan recortes salariales y una serie de despidos a cambio de entrar en el capital de la sociedad.

La ampliación de capital se negocia actualmente con el Institut Català de Finances (ICF). Se trata de una operación en la que la entidad bancaria pública garantiza la cobertura, es decir que si una parte o toda la ampliación no se cubre por parte de nuevos socios o los antiguos accionistas, esta cantidad la aportaría el banco público. En lo que no se ponen de acuerdo los directivos de Spanair y los responsables del ICF es la ecuación de canje, es decir, en el valor equivalente de las acciones de esta ampliación. Recordar que la empresa fue comprada por un conjunto de entidades catalanistas por el precio simbólico de un euro y que luego estas empresas y particulares acudieron a una ampliación de capital de 100 millones de euros. Desde la empresa se considera que las acciones ahora valen más que cuando se hizo aquella ampliación por lo que la nueva operación supondría una participación menor para los nuevos accionistas, aunque las fuentes oficiales no han querido evaluar esta proporción porqué está en el meollo de la negociación con el instituto oficial.

El ICO dice no

La operación de refinanciación es clave para el futuro de Spanair porqué las compañía catalana da por imposible conseguir los 50 millones que había pedido al Instituto de Crédito Oficial (ICO) que tiene una línea de hasta 600 millones destinada a dar liquidez a las compañías aéreas.

Por otra parte, la sociedad aeronáutica negocia con un grupo de bancos y cajas: La Caixa, los bancos Popular, Santander-Banesto y el BBVA al que esta vez sí podría unirse el ICO, de un crédito sindicado de 40 millones.

Agencias de viaje

Pero la realidad del día a día sigue apretando. Así, la Federación Española de Agencias de Viaje ha anunciado que interrumpe sus relaciones con Spanair ante lo que denuncia, reiterados incumplimientos de la línea aérea.

La clave del enfrentamiento es que la línea aérea catalana ha anunciado diversas veces que eliminaba temporalmente el coste de emisión de los billetes, , lo que ha sido considerado por las agencias como un intento de recortar un coste real. Pero el efecto que ha causado la situación es que la federación no recibió la información de Spanair hasta casi un mes después de haberse producido la ruptura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad