El Presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. EFE

El Sabadell gana 120 millones con el contrapeso de TSB

stop

Banc Sabadell cierra un semestre complejo por las provisiones de carteras y TSB, que se comen 336 millones del beneficio

Madrid, 27 de julio de 2018 (07:10 CET)

Semestre de limpieza en Banc Sabadell. Y la factura no ha sido, precisamente, de cuatro euros. La entidad que preside Josep Oliu detrae 336 millones de sus ganancias para poner al día provisiones y la integración de TSB.

El grueso lo absorben los coletazos de la venta de sus activos más problemáticos. El Sabadell opta por aplicar al segundo trimestre el grueso de los saneamientos consecuentes de la gigantesca operación inmobiliaria que supuso la venta de 9.900 millones en activos.

La transacción amasa 177 millones en provisiones. Oliu decidió sacrificarlos sin dilaciones, aunque la firma se produjo en julio.

La franquicia británica descuenta más recursos, que aún pagan los costes de migración tecnológica: otros 92 millones para frenar el caos de plataformas en el Reino Unido. Resultado, el beneficio del Sabadell se queda en 120,6 millones (-67,2%).

Si el inversor se abstrae de estas dos realidades y pone el foco sobre el negocio recurrente, observará que el incremento de las ganancias habría sido del 24,4% junio sobre junio con un rubrica de 457 millones.

Limpieza de primavera

Tras la limpieza de primavera, para solucionar problemas de todo tipo, el grupo con base en Alicante garantiza al regulador bursátil español (CNMV) que sus problemas quedan reducidos a 7.911 millones. Este saldo no sólo se construye con hipotecas. Hay préstamos de todo tipo y 1.242 millones se inmuebles adjudicados.

En relación a los activos, los problemas para el Sabadell se limitan a partir de este semestre al 1,7% del tamaño del banco. La morosidad, tras la macro operación de purga se contrae drásticamente hasta el 4,5%, entre las más competitivas del sector.

El Sabadell da más préstamos

Si nos detenemos en el negocio estrictamente bancario, observamos que el Sabadell crece en crédito (3,7%) gracias al mayor dinamismo de sus pymes clientes y, a rebufo del inmobiliario, el resurgimiento de las hipotecas. El saldo de vivo de los clientes crece el 2,8% hasta poco más de 105.000 millones. Fuera de balance, tiene brío el capítulo de fondos de inversión (1,2%).

Hay más ingresos por comisiones (6%) pero el margen de intereses apenas evoluciona (se anotan 1.810 millones). Las divisas y la caída de ingresos por operaciones financieras erosionan el margen bruto el -8,7% hasta los 2.630 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad