El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu y el consejero delegado, Jaime Guardiola. EFE

El Sabadell cierra su macroventa de ladrillo: limpia 9.100 millones

stop

Banc Sabadell vende a Cerberus activos inmobiliarios con un valor neto de 3.900 millones de euros

Barcelona, 19 de julio de 2018 (09:04 CET)

Banc Sabadell ha cerrado la venta de sus activos inmobiliarios a Cerberus. Según ha comunicado la entidad al regulador bursátil, Cerberus comprará dos carteras de activos inmobiliarios, Challenger y Coliseum, que suman un valor contable conjunto aproximado de 9.100 millones de euros y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 millones de euros. La quita que se ha aplicado en la operación es del 57%, equivalente a 5.200 millones de euros.

El banco que preside Josep Oliu transmitirá los activos a "una o varias" empresas de nueva constitución en las que Cerberus controlará el 80% del capital y el Sabadell, el 20% restante. La entidad financiera y Cerberus suscribirán un acuerdo para regular sus relaciones como socios, informa el banco a la CNMV.

El cierre de la operación, una vez se obtengan las autorizaciones y se cumplan las condiciones de cada una de las carteras, implicará la transmisión del control de los activos inmobiliarios y, en consecuencia, su desconsolidación del balance del grupo Banc Sabadell.

La entidad transmitirá las carteras a "una o varias" compañías de nueva creación en las que Cerberus tendrá el 80% y la entidad, el 20% restante. Banco Sabadell y Cerberus suscribirán un acuerdo para regular sus relaciones como socios. El banco ha explicado que Solvia, que seguirá estando participada íntegramente por Banc Sabadell, continuará prestando los servicios de gestión integral (servicing) de los activos inmobiliarios objeto de la operación en régimen de exclusividad.

El Sabadell sigue la estela de Caixabank y BBVA

El cierre de la operación implicará la desconsolidación de los activos del balance del grupo que preside Oliu. La venta, según la entidad, "contribuye positivamente a mejorar la rentabilidad, exigiendo el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros". Asimismo, aporta un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) del Sabadell de unos 13 puntos básicos.

Con esta operación, el Sabadell sigue la estela del BBVA y Caixabank, que se han desprendido recientemente de la mayor parte de sus activos inmobiliarios. El pasado 28 de junio, Caixabank acordó la venta al fondo estadounidense Lone Star del 80% de su negocio inmobiliario, compuesto por los activos disponibles para la venta a 31 de octubre de 2017 y la compañía Servihabitat y valorado en su totalidad en aproximadamente 7.000 millones de euros. Por su parte, el BBVA vendió el 80 % de la cartera inmobiliaria a Cerberus.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad