España se endeuda a un ritmo sin freno de 750 euros al mes por contribuyente

stop

HASTA MARZO

La deuda pública crece sin parar

15 de junio de 2012 (15:02 CET)

Sin freno. La deuda pública española en los tres primeros meses del año siguió la senda alcista que inició en la etapa de José Luís Rodríguez Zapatero.

Los recortes de Artur Mas, el Presidente catalán fue el primero en pasar la tijera tras ganar las elecciones en 2010, ni los de María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha), ni los de otras autonomías, así como los ajustes impulsados por Mariano Rajoy han logrado cuadrar las cuentas. La subida de impuestos para incrementar los ingresos, aún no surge efectos.

Este año, está previsto que el conjunto de la administración gastará 34.646 millones sólo en intereses, un 34% más que en el ejercicio anterior. El capítulo es el máximo responsable de la pérdida de control sobre el déficit público.

La situación se agravará debido al rescate europeo de la banca, ya que los gastos financieros derivados de los 100.000 millones computarán en el déficit. Para el Estado, además, la segunda vía de salida de recursos es el pago del subsidio por desempleo. Esta partida se está reduciendo debido a la pérdida de esos derechos por los cada vez más parados de larga duración.

De este modo, el pasivo del conjunto de las administraciones alcanzó los 774.000 millones, es decir 39.588 millones más que en el primer trimestre del año 2011.

La deuda pública, en el bolsillo

Dicho de otro modo: el sector público se endeuda a un ritmo de 24,2 euros al día por contribuyente. Si los 18 millones de personas que pagan impuestos (descontando otras vías de ingreso como el IVA o impuestos de sociedades, que reducirían la cifra) deberían enviar 750 euros extra al mes para que las administraciones funcionen sin pedir dinero prestado a los mercados.

La administración central, la dirigida por Rajoy, ha aumentado su deuda el 13,6% en el primer trimestre, hasta 592.572 millones, mientras que los ayuntamientos la han reducido el 1,2%, lo que se traduce en 36.860 millones de euros.

El agujero autonómico


La comunidad autónoma más endeudada es, una vez más, Catalunya, con 42.000 millones, el 28,9% del total de la deuda acumulada en el conjunto de las autonomías.

Sigue la Comunitat Valenciana, con 20.832 millones de euros de deuda y por detrás, la Comunidad de Madrid, con 16.572 millones. Entre las tres acumulan el 50,9% del total del endeudamiento autonómico.

En cualquier caso, la administración central acumula el 76% del total de la deuda. Este porcentaje se incrementará ya que el rescate bancario acordado el sábado por el Eurogrupo computará como deuda pública del Gobierno central.

El nivel de endeudamiento del conjunto del sector público equivale al 72,1% del PIB, la mayor cifra registrada en democracia y que, según las previsiones del Gobierno, alcanzará el 80% del PIB a finales de año. Sin embargo, en función del dinero que precise la banca, el nivel de pasivo podría superar el 90% del PIB. Y a mayor deuda, más recursos habrá que destinar al pago de intereses.

Más impuestos

El ciclo parece estar lejos de terminar, por lo que los expertos que han participado en este cálculo barruntan más recortes y más impuestos: el inmediato será el IVA, que por otro lado es el más bajo de Europa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad