Europa decide activar el mecanismo de ayuda financiera a Irlanda

stop

El apoyo consistirá en una cifra "inferior a los 100.000 millones de euros" y será financiada a través del mecanismo de asistencia del presupuesto comunitario

22 de noviembre de 2010 (08:27 CET)

Los ministros de Finanzas europeos acordaron la activación del mecanismo financiero en ayuda de Irlanda, según informó el titular belga y presidente del Consejo Ecofin de la Unión Europea, Didier Reynders. El Gobierno irlandés, por su parte, ha decidido reducir significativamente el "tamaño" del sistema bancario del país para acceder a la ayuda.

La ayuda será de un montante "inferior a los 100.000 millones de euros" y será financiada a través del mecanismo de asistencia del presupuesto comunitario, de la Facilidad de estabilidad financiera creada en julio pasado y del Fondo Monetario Internacional (FMI), según declaraciones de Reynders a la agencia Belga.

La decisión se ha adoptado durante una conferencia telefónica convocada de forma extraordinaria después de que el ministro de Finanzas irlandés, Brian Lenihan, confirmara que Irlanda pedirá ayuda del fondo de 750.000 millones de euros de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Reino Unido y Suecia, dos países de la UE que no son miembros del euro, participarán también en la ayuda. Aunque el dinero irá destinado principalmente a los bancos, los préstamos serán concedidos al Estado irlandés, que se hará responsable de su devolución. El Reino Unido aportará unos 11.000 millones de euros (7.000 millones de libras).

Las condiciones a las que quedará sujeto el paquete de ayuda serán definidas en los próximos días, de común acuerdo entre las autoridades irlandesas y las instituciones internacionales participantes en la operación: la Comisión Europea, el FMI y el Banco central Europeo (BCE), cuyo Consejo de Gobierno ha mostrado su satisfacción por la petición de ayuda realizado por Irlanda. "Confiamos en que este programa contribuya a garantizar la estabilidad del sistema bancario irlandés y le permita desempeñar su cometido en el funcionamiento de la economía", señaló el banco.

Irlanda es el segundo estado de la zona euro que requiere la ayuda del resto de los socios para evitar la suspensión de pagos. En mayo pasado, por primera vez en la historia de la Unión Monetaria Europea, los socios tuvieron que improvisar un paquete financiero para Grecia por valor de 110.000 millones de euros, para un período de tres años, ante la imposibilidad de este país de financiarse a precios razonables en el mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad