Goirigolzarri, en la sede madrileña de Bankia

Goirigolzarri reta al Gobierno

stop

Bankia aprobará hoy sus cuentas anuales sin el apoyo del FROB: el Partido Popular cierra filas con Montoro para evitar que los contribuyentes indemnicen a los inversores que suscribieron la salida a bolsa del banco

desde Madrid, 26 de febrero de 2015 (22:18 CET)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha contado pocas veces con el respaldo de su propia formación. Pero esta semana el Partido Popular ha cerrado filas con él para desbaratar los planes del ministro de Economía, Luis de Guindos (un independiente), sobre la postura que debe tomar el Estado ante las indemnizaciones que, probablemente, habrá que abonar a los inversores que acudieron a la fallida salida a bolsa de Bankia.

El presidente de Bankia, Ignacio Goirigolzarri, asiste fortificado en la madrileña plaza de Castilla al último rifirrafe entre miembros del Ejecutivo. Y ahora que están divididos, ha decidido echarles un pulso. Firmará las cuentas del banco, suspendidas hasta que se aclare el conflicto, sin el apoyo del FROB. Dicho en román paladino: sacará adelante el ejercicio aunque no cuente con su principal accionista. Es decir, el Gobierno.

El tiempo apremia

La decisión tiene base desde la óptica del negocio. El tiempo corre en su contra. Este viernes, penúltimo día que fija la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), reunirá a los consejeros del banco para cumplir con el trámite. Mañana sábado, sobre la bocina, se comunicarán los resultados a los mercados. Pedir una prórroga, opción que buscaba el Gobierno, podría perjudicar la cotización. Los analistas consultados por este diario esperan alrededor de 1.000 millones en ganancias.

El impacto de las indemnizaciones se calcula en unos 600 millones si las tuviera que asumir en solitario Bankia, lo que desea Montoro. Antes del bloqueo del ministro de Hacienda –que también cuenta con el respaldo del jefe de la oficina económica de Moncloa, Álvaro Nadal—, el preacuerdo con De Guindos fijaba que BFA, la matriz que concentra la participación del Estado, pagaría 380 millones; Bankia, por su parte, sufragaría 228 millones. 

El lío de las indemnizaciones

La situación se enquista porque Montoro considera que los contribuyentes ya han aportado bastantes recursos para el rescate del banco. Su posición es que los inversores, por el hecho de serlo, conocen los riesgos de la bolsa y deben asumir las pérdidas. En el Partido Popular están conformes con el planteamiento y presionan para concentrar las responsabilidades en Bankia, en caso de que el juez sentencie en su contra. Cabe remarcar que se investiga si Bankia falseó las cuentas antes de salir a bolsa.

A rebufo del planteamiento de Hacienda y Moncloa, el FROB no ofrecerá ningún acuerdo a Goirigolzarri hasta que el Gobierno se aclare. El banquero vasco demostrará hoy que pretende seguir con su hoja de ruta y, con sus actos, dejará en evidencia las grietas del área económica del Gobierno.

INFORMACIÓN ACTUALIZADA: Goirigolzarri doblega al Gobierno

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad