Happy birthday, Google

Sin título

18 de agosto de 2009 (19:41 CET)

Nadie imaginaba hace 5 años, cuando Google comenzó a cotizar en el Nasdaq, el irrefrenable ascenso que el buscador de Internet por antonomasia iba a protagonizar y que le iba a llevar a convertirse en la compañía de referencia en Internet.

Google saltaba al parqué rodeado de una enorme expectación. La compañía había sido valorada en cerca de 23.000 millones de dólares y comenzaba a cotizar a un precio de 85 dólares por acción. Hoy, 5 años más tarde de aquel estreno, las acciones de Google se han revalorizado un 430% hasta los cerca de 446 dólares a los que cotizaba en la tarde del martes –su máximo intradía ha estado en los 747 dólares a que llegó a cotizar en noviembre de 2007-, lo que ha llevado a la compañía a tener una capitalización bursátil superior a los 140.000 millones.

Las cifras de Google impresionan. Si en 2004, año de su estreno bursátil, los ingresos ascendían a más de 3.000 millones y el beneficio rozaba los 400, en 2008 la cifra de negocio ya rebasaba los 21.000 millones y las ganancias se habían multiplicado por diez hasta superar los 4.200 millones.

Esta impresionante trayectoria le ha permitido al grupo disponer de una tesorería de más de 19.300 millones de dólares a finales de junio. ¿Qué hacer con semejantes recursos? Pese a la insistencia de determinados inversores para que la compañía reparta un dividendo, Google prefiere destinar todos los recursos disponibles a financiar la expansión del grupo en otras áreas de negocio.

Ésta es la estrategia que ha seguido la compañía desde su estreno bursátil hace ya 5 años. A compras tan sonadas como la de Youtube, hay que sumar la de la empresa de publicidad online Double-Click, la mayor hasta la fecha, con un importe de 3.100 millones de dólares, o la más reciente de On2, una compañía de compresión de video.

Y es que Google se ha caracterizado por una actitud claramente ofensiva. A su tradicional dominio del negocio de buscadores – con una cuota de mercado próxima al 70% en Estados Unidos- el grupo quiere ganar presencia en otras áreas de negocio y ha irrumpido en territorios hasta ahora dominados por el gigante del software Microsoft. Así, Google busca quitarle protagonismo a Windows con su propio sistema operativo, Chrome OS o incluso con sus propias aplicaciones Office. 

Su carácter innovador ha tomado forma este mismo martes en la presentación de su buscador de tendencias 'Insights for Search' en castellano, una herramienta que permite localizar hábitos por zona geográfica y por época y que permitirá hacer previsiones "sobre el interés que suscitarán las modas en el futuro y visualizar cómo ha cambiado el gusto por términos concretos a lo largo del tiempo".

Así, Google, cómodamente instalado en el liderazgo de Internet, busca ahora nuevos retos que le permitan mantener la trayectoria de éxitos que ha seguido hasta la fecha.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad