Gonzalo Gortázar faltó a la cita con Sánchez la semana pasado. No así Isidro Fainé, que estuvo sentado delante de Pablo Iglesias

La banca dobla la renegociación de hipotecas

stop

Entre enero y julio se han dado luz verde a operaciones por 1.812 millones, un 99% más que el mismo periodo del año pasado. Ya supera a todo 2019

Cristina Triana

Economía Digital

Gonzalo Gortázar faltó a la cita con Sánchez la semana pasado. No así Isidro Fainé, que estuvo sentado delante de Pablo Iglesias

Madrid, 03 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

La actividad de la banca española se ha convertido en una fuente de información para testear la magnitud de la crisis económica que provoca el coronavirus. El sector juega el papel de transmisor de las políticas de apoyo público a empresas y familias, con una fuerte actividad en crédito y moratorias, pero también su propia actividad comercial sirve de termómetro para medir la temperatura del golpe económico, y en los últimos meses ha subido con fuerza en lo que respecta a las renegociaciones de préstamos hipotecarios. 

En julio, la banca ha renegociado 319 millones en saldos hipotecarios. Es un importe inferior a los de mayo y junio, que habrían superado los 500 millones en ambos casos (véase gráfico), pero han sido suficientes para que en los primeros siete meses del año el volumen de renegociaciones doble al que se firmó en el mismo periodo de 2019.

En total, según los datos del Banco de España, las renegociaciones de hipotecas habrían alcanzado los 1.812 millones en los siete primeros meses de 2020, frente a los 909 millones del mismo periodo de 2019. El saldo renegociado ya supera al de todo 2019 (1.318 millones) y 2018 (1.744 millones); si bien fueron dos ejercicios especialmente flojos en refinaciaciones de hipotecas.

Según explican desde el Banco de España a Economía Digital, la estadística está limpia de los efectos de las moratorias -los saldos de hipotecas y crédito al consumo congelados a clientes españoles a causa del Covid-19 ascienden a 44.000 millones y equivalen a un 7% de la cartera de crédito-, por lo que la cifra de renegociaciones reflejarían acuerdos entre clientes y bancos, aunque no se puede saber qué volumen se corresponde con el mal tono económico.

Por ejemplo, también se podrían estar acelerando acuerdos sobre el IRPH. Se espera que el Tribunal Supremo vuelve a pronunciarse sobre este indicador el próximo 30 de septiembre, recogiendo ya la doctrina del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea de este año, que lo validaba, pero que habilitaba a que los jueces nacionales pudieran evaluar de manera individual si la venta de la hipoteca se había realizado de forma transparente o no.  

Vender hipotecas, un objetivo compartido

Durante la presentación de resultados del primer semestre, varios de los bancos del IBEX (Banco Santander, BBVA, Caixabank, Banco Sabadell, Bankinter y Bankia) adelantaron que esperaban que tras la menor actividad en concesión de crédito hipotecario en el segundo trimestre, esta repuntara a lo largo de los próximos meses.

En julio, sin tener en cuenta las refinanciaciones, la banca concedió hipotecas por un total de 3.920 millones, que ya es un volumen superior al de enero-febrero, pero que todavía podría responder a un efecto arrastre de las operaciones que no pudieron llegar a cerrarse durante los meses del confinamiento. En marzo y en abril, en la parte más dura de la inactividad económica, se firmaron volúmenes muy inferiores: 2.898 y 1.823 millones.

En mayo y junio, los bancos concedieron crédito para la adquisición de vivienda por 2.628 y 3.174 millones, respectivamente.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad