Álex Cruz, presidente no ejecutivo de British Airways. EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

IAG releva a Álex Cruz como consejero delegado de British Airways

stop

Álex Cruz seguirá como presidente no ejecutivo de la aerolínea y le sustituirá como consejero delegado Sean Doyle, procedente de Aer Lingus

Madrid, 12 de octubre de 2020 (10:02 CET)

La crisis mundial que arrastran las aerolíneas ha provocado un baile de nombres entre los principales directivos del sector. International Airlines Group (IAG) ha decidido relevar a Álex Cruz como consejero delegado de British Airways, la marca estrella del gigante de la aviación. El directivo español continuará vinculado con la compañía como presidente no ejecutivo.

Su lugar lo ocupará el actual consejero delegado de Aer Lingus, Sean Doyle, que asumirá “el cargo de presidente tras un periodo de transición”, según ha informado el grupo en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cruz accedió a la cúpula de British Airways en abril de 2016, tras completar una dilatada experiencia en otras aerolíneas de IAG. Desde 2009, ejercía como consejero delegado de Vueling, la marca española de vuelos low cost.

Luís Gallego, consejero delegado de IAG, ensalzó la labor de Cruz durante estos años en British Airways: "Quiero agradecer a Alex por todo lo que ha hecho en British Airways. Trabajó incansablemente para modernizar la aerolínea en los años previos a la celebración de su centenario".

IAG nombra a Fernando Candela como director de transformación

No es el único cambio que IAG ha planteado para cambiar el rumbo de sus aerolíneas. Fernando Candela, actual consejero delegado de Level, se incorporará al comité de dirección del grupo. Ahí, asumirá un nuevo rol como director de transformación.

Con estos movimiento, el directivo español tendrá una nueva responsabilidad en el diseño de la estrategia de futuro que IAG tendrá que implementar para adaptarse al nuevo contexto económico de la Covid-19.

El grupo, que congrega a marcas como Iberia, British Airways, Vueling, Lingus y Level, se enfrenta a la mayor crisis de la historia del sector de la aviación, marcada por la caída generalizada de vuelos en todo el mundo y por las restricciones de viaje entre países.

La delicada situación económica ha obligado a sus directivos a reevaluar algunas de las operaciones que tenían en mente para este año, como la adquisición de la aerolínea española Air Europa, que arrastra unas pérdidas de cerca de 500 millones de euros y está al borde de un rescate nacional para poder sobrevivir.  

 

Hemeroteca

Iberia IAG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad