La Agencia Tributaria quiere 'pescar' entre los beneficiarios del plan PIVE

stop

LOS COMPRADORES DENUNCIAN FALTA DE INFORMACIÓN

Operarios en una fábrica de vehículos

en Barcelona, 09 de mayo de 2015 (22:29 CET)

Mariano Rajoy anunció en Barcelona este pasado viernes la aprobación de un nuevo plan de ayudas a la compra de automóviles. Se trata de la octava edición del plan PIVE, que hasta ahora subvencionaba con 2.000 euros la adquisición de un nuevo coche tras la devolución del antiguo.

Sin embargo, estas ayudas pueden salir muy caras al millón de personas que se calcula se han acogida al programa. Hacienda exige que este dinero, al tratarse de una subvención pública, sea declarado como ganancia patrimonial en el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Avisos y posibles multas

Según informa El Confidencial Digital, en los últimos días los beneficiarios del PIVE durante 2013 y 2014 están recibiendo una carta de la administración en la que se reclama una declaración complementaria por "un incremento patrimonial no reconocido".  A diferencia de otras aportaciones del estado, como el cheque bebé, los seguros médicos y las ayudas para el transporte, las cantidades recibidas para la compra de vehículos sí deben ser incluidas en la declaración de la Renta.

Aquellos que no lo hayan hecho, se enfrentan ahora a recargos y multas por parte de Hacienda. La parte a declarar son los 1.000 euros puestos por las arcas públicas –el otro 50% de la ayuda correspondía a los concesionarios--.

Falta de información

Se da la paradoja que en el borrador de la declaración que la Agencia Tributaria envía a los contribuyentes, esta subvención no figura en ninguna de las casillas, a pesar de ser un documento que proviene del propio ministerio fiscal. Además, tal y como informa el medio digital citado, algunos de los afectados aseguran que Hacienda no les había remitido ninguna carta previa durante este tiempo informándoles de esta obligación.

Así mismo, los concesionarios tampoco tenían instrucciones de advertir a los potenciales beneficiarios del PIVE de la necesidad de tributar estas ayudas tras la operación de compra-venta de vehículos.

Por su parte, desde el ministerio público explican que, excepto en los casos en los que la ley lo indique expresamente, todas las subvenciones recibidas tienen la consideración de ganancias patrimoniales. Y por lo tanto no están exentas de ser declaradas en el impuesto sobre la Renta. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad