El Gobierno prolonga las ayudas al automóvil hasta final del año

stop

LOS COMPRADORES RECIBIRÁN UNA AYUDA DE 1.500€

Pablo Jiménez

Las autoridades y los empresarios del motor asistentes al almuerzo previo a la inauguración de Salón del Automóvil
Las autoridades y los empresarios del motor asistentes al almuerzo previo a la inauguración de Salón del Automóvil

en Barcelona, 08 de mayo de 2015 (16:32 CET)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que el Consejo de Ministros aprobará la semana que viene una nueva edición del programa de ayudas a la compra de automóviles –plan PIVE 8--. Rajoy ha hecho este anuncio durante el almuerzo previo a la inauguración oficial del Salón del Automóvil, que da comienzo mañana en Barcelona. En su intervención, el presidente del ejecutivo también ha confirmado la inversión de 4.200 millones que la multinacional Wolkswagen realizará en España en los próximos cinco años.

Ante la plana mayor del empresariado del automóvil y diversas autoridades –entre ellas, el presidente de la Generalitat, Artur Mar, y varios ministros del Gobierno español—el dirigente popular ha agradecido al sector su apoyo, a través de inversiones, "durante los momentos difíciles" que ha pasado la economía española en los últimos años. También ha resaltado el papel destacado de esta industria en el presente y el futuro de un país "que está abriendo las puertas de la recuperación económica de par en par", según ha asegurado.

Liquidez para el sector

Tanto Enrique Lacalle, presidente del Salón del Automóvil, como José Luis López-Schümmer, máximo responsable de Anfac, han destacado la importancia que las diferentes ediciones del plan PIVE han tenido sobre la recuperación del sector y han agradecido al Gobierno su compromiso en los últimos años. Se espera que el PIVE 8 reduzca la ayuda al comprador hasta los 1.500 euros –hasta ahora, ésta era de 2.000—, una cantidad que se reparten, a partes iguales, entre el Gobierno y los fabricantes.

En relación a la inversión que ha anunciado hoy Wolkswagen en las plantas que la empresa tiene en Navarra y Martorell –ésta perteneciente a Seat—, Mariano Rajoy ha declarado que supone un "espaldarazo a la industria auxiliar española" y que tendrá "un impacto inminente en el empleo". En nombre del Gobierno, Rajoy también ha asegurado que esta apuesta "nos la debemos tomar como un voto de confianza" para la economía española. 

Futuro optimista

El presidente de Anfac, López-Schümmer, ha explicado que los fabricantes de automóviles se han fijado como objetivo alcanzar los tres millones de unidades en 2017, aunque ha recalcado que desde el sector no se "ha de caer en la autocomplacencia" y que se debe trabajar para aumentar la competitividad de las empresas españolas. Y ha animado al Gobierno a continuar en la senda de las reformas.

Por su parte, Artur Mas ha recalcado durante su intervención que Cataluña necesita como "el pan que comemos" un crecimiento industrial paralelo al éxito turístico y ha celebrado las "muy significativas" inversiones en la región que se han anunciado recientemente. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad