Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE). EFE

La bolsa pide auxilio al BCE para librar a la banca del coronavirus

stop

El mercado especula con nuevas medidas que corten el impacto negativo de la política monetaria si se producen nuevos estímulos por el virus

Madrid, 29 de febrero de 2020 (04:55 CET)

La expansión del coronavirus está teniendo un efecto muy negativo sobre la bolsa en general y de doble manera sobre la banca española. Además de la caída general del mercado por el virus, la vuelta atrás del euríbor, que ya cotiza en sus niveles más bajos desde octubre y que ha regresado al -0,3%, vuelve a ejercer presión sobre la cuenta de resultados de la banca española y la europea. Un contexto que alienta las especulaciones sobre nuevas medidas del Banco Central Europeo (BCE) para cortar la trasmisión de los tipos negativos a la entidades financieras.

El euríbor es uno de los indicadores que dan pistas sobre las expectativas sobre el precio del dinero más fácil de seguir. Desde que China advirtiera del descubrimiento de un nuevo virus en Wuhan, este índice ha dejado atrás los ascensos acumulados desde agosto, y que abrían la puerta a que lo peor para la cuenta de resultados de los bancos hubiera terminado. Sin embargo, el coronavirus ha revivido las expectativas de que los tipos de interés en la zona euro puedan irse más abajo; algo que había apagado que finalmente el Reino Unido se haya decantado por brexit ordenado.

Esta misma semana, Bank of America revisaba las expectativas de crecimiento de la economía europea y valoraba los posibles efectos que podía tener sobre la política monetaria y sobre la banca. Concretamente, respecto a este último, se refería a la posibilidad de que, si se produjeran nuevas rebajas de tipos de interés, la institución que lidera Christine Lagarde podría optar por mejorar las condiciones de lo que se conoce como tiering en la segunda mitad de este año.

El tiering es un sistema de tramos que libera a la banca de abonar una parte de los intereses que le corresponderían al aplicar un tipo de interés negativo que marca la facilidad de depósito, que ahora se ubica en el -0,5%. La aplicación de un modelo de este tipo ha supuesto un ahorro de intereses para el sector, y también una excusa para no trasladar este coste a los clientes particulares.

Todos los bancos españoles cotizados -Banco Santander, BBVA, Caixabank, Banco Sabadell, Bankia, Bankinter, Unicaja y Liberbank-, ya han reconocido que están traspasando los tipos negativos a sus usuarios financieros y corporativos.

El BCE introdujo la herramienta del tiering en otoño para tratar de reducir el impacto de la política monetaria en la cuenta de resultados de los bancos españoles.

Por el momento, la bolsa está siendo dura con los bancos españoles. Bankia, BBVA y Caixabank se dejaron más de un 15% de su valor durante la semana; mientras que Bankinter y Banco Santander perdieron un 13%. Además del impacto del giro en las expectativas de tipos de interés, también repercutió negativamente la falta de visibilidad sobre la sentencia del Tribunal Supremo para las tarjetas revolving y la del IRPH, de la que se dará lectura pública el próximo 3 de marzo.

El alto tribunal español ya se habría reunido para tomar una decisión, pero todavía no ha difundido la sentencia, en la que fijaría jurisprudencia sobre si los intereses que cobran las tarjetas revolving se pueden considerar usura.

El BCE advierte del efecto del miedo

Si bien por el momento Christine Lagarde ha transmitido el mensaje de que la situación económica europea no necesita de estímulos adicionales, sí ha reconocido que está pendiente de la evolución de la epidemia en una entrevista con el Financial Times. Luis de Guindos, por su parte, no quiso adherirse a los mensajes alarmistas del mercado e insistió que lo que puede hacer más daño es el miedo injustificado este viernes.

Sin embargo, como suele ser habitual, el ex ministro español y ahora vicepresidente del BCE no fue especialmente conciliador con el sector financiero e insistió en su baja rentabilidad, donde solo una cuarta parte del sector cubre las exigencias en este baremo de los inversores. De Guindos insiste en que el camino del sector es impulsar el proceso de consolidación y reducir costes. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad