La Generalitat desboca su deuda hasta los 70.000 millones

stop

Artur Mas duplicó el pasivo en tan solo cinco años a pesar de los recortes en Sanidad y Educación

Artur Mas y Oriol Junqueras en un acto de Junts pel Sí

Barcelona, 15 de marzo de 2016 (01:00 CET)

La deuda de la Generalitat a 31 de diciembre de 2015 superó los 70.000 millones de euros, unos 5.500 millones más que un año antes. El Banco de España presenta este martes el informe de endeudamiento de las comunidades autónomas y ayuntamientos, aunque diversas fuentes financieras confirman que la actualización del dato implicará la ruptura de esa cota. El gobierno catalán no consigue reducir la deuda, que continúa creciendo, aunque, eso sí, lo haga a un ritmo menor.

En 2015, el pasivo se incrementó en 5.500 millones de euros, que se suman a los 64.478 millones con los que se cerró el ejercicio de 2014. Durante los mandatos de Artur Mas, la Generalitat casi ha duplicado su deuda, desde los 35.616 millones de euros que heredó de los ejecutivos tripartitos hasta los más de 70.000 millones actuales.

En el primer año de Mas como presidente, en 2011, generó un déficit de 8.479 millones de euros; en 2012, de 8.277 millones; en 2013, de 5.819; en 2014, de 6.287; y en el año pasado, de cerca de 5.500 millones.

El Estado, principal acreedor

Los principales acreedores de la Generalitat son el Estado, a través del fondo de liquidez autonómica (FLA) y del fondo para la financiación de los pagos a proveedores; el Banco Europeo de Inversiones y la banca española. Curiosamente, respecto los bancos españoles, en primera posición se encuentra el BBVA a causa de la adquisición de la antigua CatalunyaCaixa, una de las grandes financiadoras de la Generalitat.

La actual deuda de la Generalitat, cercana a los 70.000 millones, equivale al 35% del producto interior bruto (PIB) de Cataluña. A partir de estos datos, Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona, apunta que la Generalitat es un "enfermo que está en la UVI", sin liquidez e incapaz de reducir el déficit, que sobrevive "gracias a la respiración asistida" que le presta el gobierno central a través del FLA.

Bernardos subraya que la gestión de los gobiernos de Mas solo puede calificarse de "suspenso" porque el endeudamiento ha seguido creciendo a pesar de los recortes, especialmente en Educación y Sanidad.

Sobre la evolución de la economía catalana, Bernardos indica que Standard & Poor's amenaza con bajar el ráting de Cataluña a cero, a bono basura, como Grecia. Si las agencias de calificación todavía no lo han hecho es porque prevén que siga recibiendo la liquidez estatal. En su opinión, si Cataluña fuese independiente, la situación sería "dramática".

Dificultades de financiación

Un portavoz del departamento de Economía de la Generalitat declinó valorar la evolución de la deuda de la Generalitat porque no acostumbran a comentar los datos del Banco de España.

El nuevo ejecutivo catalán, con el republicano Oriol Junqueras al frente de la vicepresidencia económica, está obteniendo de la banca la liquidez que le niega el ministro Cristóbal Montoro. Ha conseguido renovar créditos a corto plazo por 1.076 millones de euros con las entidades financieras, pero fracasó en el intento que el gobierno central le adelantase la mitad de la liquidación de la financiación de 2014, unos 700 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad