Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb | EP

La Sareb aprovecha el boom del ladrillo

stop

La Sareb, el llamado 'banco malo', amortiza deuda por 857 millones de euros al calor de la recuperación inmobiliaria

Barcelona, 06 de julio de 2018 (13:58 CET)

La recuperación del sector inmobiliario da aire a la Sociedad de Gestión de Activos, la Sareb. El conocido como banco malo ha cerrado una amortización anticipada de deuda por valor de 857 millones de euros, según un hecho relevante remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la Sareb ha amortizado un total de 8.575 títulos de bonos senior 2016-4, 2015-4, 2017-2 y 2016-2, equivalentes los dos primeros a un importe nominal global de 605,3 millones y el resto de 252,2 millones de euros, con lo que el valor total asciende a 857,5 millones de euros.

Tras esta amortización extraordinaria, la Sareb ya ha cancelado deuda por valor de 12.875 millones de euros en sus cinco años de vida desde su constitución a finales de 2012 para absorber activos inmobiliarios de los bancos nacionalizados como Bankia, Catalunya Caixa o el Banco de Valencia.

La Sareb ya ha reducido su deuda en un 25%

La entidad presidida por Jaime Echegoyen emitió en 2012 un total de 50.781 millones de euros en deuda avalada por el Tesoro para comprar los activos de los bancos rescatados con fondos públicos. Contando la deuda devuelta en la operación anunciada este viernes, la Sareb ha reducido su deuda el 25,4% hasta 37.875 millones de euros.

Por ley, la Sareb cuenta con un plazo máximo de quince años desde que fue constituida para desprenderse de toda su deuda, por lo que todavía tiene una década para vender activos. Los ingresos de la sociedad proceden de la venta de inmuebles y carteras de créditos. Con estas transacciones se financian tanto la actividad de la sociedad como las cancelaciones de deuda.

Récord de venta de inmuebles en 2017

El repunte de la construcción se notó en las cuentas de 2017 de la Sareb. Durante el año, pese a mantener números rojos por valor de 565 millones de euros, la sociedad redujo pérdidas en un 15%. Sin la carga financiera por la elevada deuda, el banco malo se habría anotado un resultado positivo de 7 millones de euros.

La sociedad logró en 2017 su récord de venta de inmuebles. Vendió 18.925 unidades, una media de 52 al día, lo que supuso un incremento del 34% respecto al ejercicio anterior. Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid coparon la mayor pare de las transacciones.

Hemeroteca

Bankia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad