Las cajas Frob traspasarán los activos al ‘banco malo’ la próxima semana

stop

MEETING POINT

El director general del Frob, Antonio Carrascosa, en el salón Barcelona Meeting Point

18 de octubre de 2012 (11:11 CET)

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), es decir, el ya famoso banco malo, echará a rodar en diciembre, pero la próxima semana las cajas participadas por el fondo de rescate Frob iniciarán la transferencia de los activos que lastran los respectivos balances. La fase debe estar culminada antes de que el Consejo de Ministros apruebe la puesta en marcha de la nueva entidad.

Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia y Banco de Valencia, esencialmente, cederán la cartera de inmuebles más conflictiva, por lo que se librarán de un contrapeso de hasta 70.000 millones en conjunto y que compromete su futuro. El director general del Frob, Antonio Carrascosa, ha confirmado estos datos en una sesión del IESE organizada en el salón Barcelona Meeting Point.

La información llega un día después de que el Gobierno anunciara sus planes respecto al banco malo y fijara un máximo de 90.000 millones en activos. El ministro Luis de Guindos parece tener garantizado el apoyo del sector privado, esencialmente de los bancos saneados –como Santander, BBVA y Caixabank—, que tomará el 51% de la empresa. En manos del capital público restará el 49% restante.

Mayoría privada


Con esta fórmula, Economía espera no alterar el cómputo ni de la deuda ni del déficit presupuestario. Carrascosa, como sus colegas del Banco de España, ha recordado esta mañana que el descuento será muy elevado, aunque el precio de la transferencia se fijará la próxima semana ya que faltan por concretar los descuentos en algunas entidades menores, según ha avanzado la mano derecha del presidente del Frob, Fernando Restoy.

Además, rodeado por la flor y nata del sector inmobiliario, Carrascosa ha rebajado el soufflé generado por la nueva entidad. El objetivo, ha recordado, no es recuperar el sector, sino lograr que los bancos “puedan desarrollar su actividad, la creditica, con normalidad”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad