Las familias sin ingresos saldarán la hipoteca entregando la casa

stop

LA CRISIS DE LA BANCA

El ministro de Economía, Luis de Guindos

22 de febrero de 2012 (12:22 CET)

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno permitirá acogerse a la dación en pago, que consiste en la entrega de la vivienda para saldar la hipoteca aunque el inmueble valga menos que el crédito pendiente de pagar, a las familias con todos sus miembros en paro y que no cuenten con ingresos adicionales para afrontar el pago de hipotecas.

"Es una realidad que la vivienda que entregan estas familias es el único activo que tienen", aseguró el ministro en respuesta a una interpelación del diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Joan Coscubiela en el Congreso sobre la dación en pago y lo que esta formación considera abusos de las entidades financieras.

De Guindos además adelantó que, dentro de un código de buena práctica para los procedimientos de ejecución hipotecaria por parte de los bancos, permitirá durante al menos dos años después de la ejecución que estas familias habiten la vivienda. Esta medida podría ser también prorrogable.

El Gobierno persigue con esta medida que las familias con ingresos mínimos puedan salvarse de un desahucio en caso de impago de su hipoteca, con el fin de mitigar el drama social que suponen estas actuaciones judiciales.

El presidente de la patronal bancaria, Miguel Martín, se ha manifestado este martes en contra de una regulación de la dación en pago, por considerarla dañina para un sistema hipotecario como el español “que funciona muy bien”.

Martín aboga porque sea voluntaria para los bancos y considera adecuado separar la regulación del mercado financiero de lo que pueden ser mecanismos de ayuda social para paliar situaciones límite.

El impacto de los impagos de la Administración

De Guindos ha defendido tambien las medidas emprendidas por el Gobierno para facilitar los pagos de comunidades autónomas y ayuntamientos a proveedores porque el retraso en los mismos está generando un "impacto extremadamente negativo" desde el punto de vista económico.

En una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, el ministro ha recordado que el crédito hipotecario cayó un 6% el año pasado y que las pymes están sufriendo un "estrangulamiento" que hace que abordar estos problemas sea una "prioridad muy, muy importante" para el Gobierno. "Es un tema básico", ha añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad