Linde avisa de que la prueba es sólo el principio

stop

El gobernador del Banco de España llama la atención sobre la inminente unión bancaria europea y las fusiones internacionales

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde | EFE

26 de octubre de 2014 (16:27 CET)

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, se ha esforzado en remarcar este domingo que, después de las pruebas de estrés, “no nos encontramos en un final, sino en un principio”.

Tras superar con nota los exámenes europeos, la banca española tiene planteados “desafíos de primer orden”. En concreto, las entidades deben prepararse para la llegada del regulador único, a partir del próximo 4 de noviembre, y para operar en un mercado totalmente homogéneo.

Buena nota

Las pruebas de estrés, cuyos resultados finales ya se conocen, son la radiografía que retrata la intimidad del 90% del sector financiero de la eurozona. A partir de ahora, los bancos podrán operar en mercados de crédito con más confianza y plantear compras a nivel continental.

Los españoles se cuentan entre los grupos de la zona del euro que menos ajustes han sufrido sobre las cifras que ellos mismos comunicaron en 2013. La corrección media es de apenas 3,5 puntos.

Información rigurosa

Según el Banco de España, la información publicada por las entidades refleja “con elevado rigor, el mejor entre los países examinados, el valor de los activos”.

A ese ejercicio de transparencia se une otra realidad. “Si algo caracteriza nuestro sistema es su tamaño: la consolidación se ha acelerado en los dos últimos años”, recuerda el gobernador. Linde dice que ahora “no ve tendencias” similares. El crecimiento no orgánico cabe buscarlo, por tanto, fuera.

La banca después del examen

Pero, ¿cómo se traducen las pruebas de estrés en el bolsillo doméstico? “La crisis tal y como la hemos conocido entre 2010 y 2012 está terminada”, explica Linde. El gobernador es más ambiguo al contestar si los bancos, después de zanjar el trauma del examen a sus balances y cuenta de resultados con excesos de capital notables, reactivarán el mercado de crédito. “No quiero dar una respuesta simplista en un sentido u otro”. “Depende de más factores, como la evolución económica”, dice.

El subgobernador, Fernando Restoy, ha sido más osado. “Los primeros interesados en incrementar el activo (los créditos) son los bancos, pero tienen que recibir una demanda de préstamos solvente”. El segundo de Linde es también el presidente del FROB y conoce de primera mano los miles de millones que las cajas de ahorros entregaron con criterios de riesgo poco ortodoxos.

Privatización de CatalunyaCaixa

Sin embargo, la claridad con que ha encarado la cuestiones sobre el mercado crediticio, se ha esfumado cuando ha tocado contestar sobre la salida del Estado de las cajas rescatadas.

“Hay que seleccionar el momento oportuno para lograr el mayor retorno posible”. Y precisamente, una entidad rescatada, CatalunyaCaixa, ha sido la que mejor nota ha sacado. “El resultado del ejercicio pone de manifiesto que se ha inyectado suficiente capital como para superar un situación muy adversa, aunque dice poco sobre el valor de la entidad”. “CatalunyaCaixa fue adjudicada por la mitad de su patrimonio neto: la ratio no es extraña”.

Final exitoso

El domingo, inusualmente movido en el Banco de España, termina con una conclusión: “El sistema financiero europeo esperaba el fin de este ejercicio y ha terminado como un éxito para la unión bancaria por lo que bien que se ha hecho”.

Según Linde, las pruebas de estrés “indican una potencia de investigación y cooperación que no tiene precedentes. Todo es muy difícil en Europa, por tanto, la experiencia ha sido muy buena para el sector y el propio negocio”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad