Los Cierco presentan una demanda contra Andorra que vaciará las arcas si la ganan

stop

CRISIS BANCARIA EN ANDORRA

La sede de la Banca Privada d'Andorra. ED/ARCHIVO

Barcelona / Madrid, 14 de octubre de 2015 (17:12 CET)

Los accionistas mayoritarios de Banca Privada de Andorra (BPA), la familia Cierco, presentó el miércolees una reclamación por responsabilidad administrativa contra el gobierno de Andorra, que preside Antoni Martí, y el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas (INAF), supervisor del sistema financiero del Principado, por los daños causados por sus negligencias, omisiones y actuaciones en la gestión del caso BPA.

La intervención, a juicio de los demandantes, supuso "una enorme pérdida de valor económico de la entidad bancaria con el consiguiente perjuicio económico para la familia Cierco" y el resto de accionistas.

Diferentes informes económicos independientes han valorado el Grupo BPA antes de la intervención del INAF --incluyendo las filiales domiciliadas en Andorra de BPA y Banco Madrid, y otras empresas vinculadas a él-- en 482,8 millones de euros. Por ello, la familia Cierco, titular del 75% del capital de BPA, reclama a la administración andorrana 365 millones de euros, diez veces el presupuesto anual de la administración.

"Negligencia y abandono" del gobierno andorrano

La reclamación, formalizada en el edificio administrativo del gobierno de Andorra, argumenta los aspectos que "por negligencia, abandono e inoperancia de la administración andorrana", se leen en la demanda, han ocasionado "sustanciosas pérdidas económicas y quebranto en los activos del grupo bancario".

La argumentación concreta aspectos anteriores y posteriores a la publicación del notice del FinCEN del 10 de marzo de 2015. A juicio de los Cierco, existe una relación directa de causa-efecto entre la actuación de la administración andorrana -gobierno e INAF- y el daño patrimonial y sin punto de retorno ocasionado por el plan de resolución propuesto que supone, de facto, "la liquidación de BPA", sostienen.

Los fundamentos de la reclamación

Los argumentos que fundamentan la reclamación se dividen en dos grandes bloques: las omisiones protagonizadas por la administración andorrana antes del 10 de marzo y las actuaciones que habrían perjudicado BPA a partir de esa fecha.

Tanto el gobierno andorrano como el INAF habrían llevado a cabo incumplimientos que, a juicio de los demandantes, han originado el daño patrimonial a la familia Cierco. La demanda resalta el hecho de que el Gobierno desoyó las advertencias y demandas de implementación de medidas que las autoridades estadounidenses hicieron a través de una nota verbal el 24 de agosto de 2014.

De este 'non paper' no se habría informado ni a BPA ni a la Asociación de Bancos Andorranos (ABA). A su juicio, la respuesta evasiva y genérica dada por el ejecutivo andorrano a Estados Unidos habría precipitado la decisión, ya no contra el sistema en global, sino contra BPA.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad