Los dueños de BPA se oponen a la valoración del banco

stop

Proceso de liquidación

Redacción

De izquierda a derecha, Ramon Cierco e Higini Cierco, los dueños de BPA, y el consejero delegado encarcelado, Joan Pau Miquel
De izquierda a derecha, Ramon Cierco e Higini Cierco, los dueños de BPA, y el consejero delegado encarcelado, Joan Pau Miquel

en Barcelona, 07 de agosto de 2015 (11:40 CET)

La familia Cierco, accionista mayoritaria de Banca Privada de Andorra (BPA), ha presentado una demanda contra la valoración de la entidad realizada por la Agencia Estatal de Resolución de Entidades Bancarias (Areb). Los Cierco han recurrido también ante instancias judiciales andorranas la creación de Vall Blanc, el banco puente encargado de su disolución.

Los hermanos Hirgini y Ramon Cierco, firmantes del escrito, alegan "la indefensión de los legítimos propietarios" del banco y también denuncian "la falta de información, la opacidad, la ocultación y la ausencia de notificaciones" que "vulneran preceptos constitucionales y afectan directamente al derecho de defensa de los accionistas de BPA".

Impugnación de tres acuerdos

En concreto, los demandantes impugnan tres acuerdos de la Areb: la aprobación del plan de resolución, la valoración económica del banco al considerar que se ha realizado a la baja y la constitución del Vall Banc. Además, preparan una demanda por daños y perjuicios contra la Administración andorrana.

El BPA fue intervenido por las autoridades andorranas el pasado mes de marzo después de que los Estados Unidos formulasen una denuncia contra la entidad por blanqueo de capitales.  

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad