Los empleados de BS y CAM llegan a un primer acuerdo laboral con la cúpula de la entidad

stop

REESTRUCTURACIÓN LABORAL

El preacuerdo laboral se ha firmado en las instalaciones del Banco CAM de Barcelona

15 de junio de 2012 (18:34 CET)

“Es muy bueno empezar la negociación sin conflictos”. Esta ha sido la conclusión común de los trabajadores del grupo bancario y la cúpula de la entidad, que este viernes ha firmado el primer acuerdo laboral del calendario de la reestructuración necesaria tras la compra del Banco CAM. El primer round era el más sencillo: homologar las condiciones de trabajo de los empleados de ambas entidades. Y ha costado “más de 12 reuniones”, según explican los implicados en declaraciones a Economía Digital.

Hasta el 22 de junio no entrará en vigor. La plantilla dispone de una semana para hacer llegar las enmiendas al pacto a la representación sindical de la entidad. Tras esa fecha, todos tendrán un único convenio laboral: el de Banc Sabadell. Eso sí, con algunas apreciaciones.

Mantener salarios

Fuentes sindicales comentan que el objetivo principal ha sido mantener la retribución económica de la plantilla del Banco CAM. Como era una entidad en pérdidas, los nuevos propietarios podían modificar las “condiciones sustanciales de las relaciones laborales”, el famoso artículo 41. “Ha sido una medida de presión que hemos tenido encima de la mesa desde el primer día”, aseguran.

Finalmente, han cedido ambos colectivos. Los beneficios sociales serán los del convenio de la entidad catalana (donde existen mejores condiciones de vacaciones, entre otras) y se mantienen las categorías de cada función.

Reestructuración

“No era el convenio que queríamos, pero todos teníamos que hacer un esfuerzo”. Sobre todo, antes de verano, según indican representantes de ambas partes. En septiembre se abrirá una segunda negociación laboral en la entidad, “mucho más importante”. Empezarán a discutir los números de la reestructuración de plantilla necesaria para integrar el banco y la caja de ahorros.

Por ahora, no hay una excedente de empleos concretado. “En Banc Sabadell aún se hacen prejubilaciones”, destacan los trabajadores. Asimismo, recuerdan que CAM ya aplicó un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a mil empleados en diciembre de 2011. “Tienen una plantilla más joven que el Banc Sabadell”, con muy pocos empleados de más de 58 años.

Tanto la cúpula como la representación de los trabajadores se preparan para sentarse otra vez a negociar tras las vacaciones de verano.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad