Los expertos aconsejan que España se adapte a las finanzas islámicas

stop

SEMANA MEDITERRÁNEA

 Miquel Valls, y la experta Najia Lofti./EFE/Marta Pérez

28 de noviembre de 2014 (19:14 CET)

En Londres hay hasta seis bancos con divisiones dedicadas a las finanzas islámicas. ¿Y en España, con una población musulmana significativa? Las entidades están lejos de acercarse a esa realidad. La VIII Semana Mediterránea, que ha reunido a expertos de diferentes ámbitos y dirigentes de los países de las dos riberas del Mediterráneo, ha abordado esa cuestión, con una primera conclusión: España debería adaptar las leyes para permitir la implantación de las finanzas islámicas.

La presidenta del Centro de Estudios e Investigación en Economía y Finanzas Islámicas (CEIEFI), Najia Lofti, ha reclamado este viernes ese cambio legislativo para captar un enorme flujo de dinero que está en manos de ciudadanos que desean unos servicios distintos a los convencionales.

Dos billones en todo el mundo

Precisamente, ese centro de estudios, que funciona desde marzo de 2013, tiene su sede en Barcelona y es el único que se dedica en España a a promocionar las finanzas islámicas. El volumen que mueve anualmente es de “dos billones de dólares en todo el mundo, cifra que se dobla cada 4 o 5 años”.

¿En qué consiste ese modelo? Los expertos han explicado, en el foro del Mediterráneo organizado por ASCAME y la Cambra de Comerç de Barcelona, que las finanzas islámicas son un modelo financiero que no permite aplicar ningún tipo de interés, sino que funciona como una sociedad, ya que el banco o institución financiera se asocia con su cliente y ambos se reparten los beneficios o perdidas.

Compartir perdidas y beneficios

Asimismo, tampoco permite la especulación financiera ni la producción o financiación de sectores que considera perjudiciales para el ser humano o su entorno, como alcohol, armamento, productos relacionados con el cerdo o la pornografía. Exige que la transacción se refiera a un bien tangible y la repartición proporcional de los beneficios o pérdidas al final de cualquier proyecto.

Lofti ha explicado que las finanzas islámicas representan entre un 1,5% y un 2 % de la economía internacional, con tasa de crecimientos que oscilan entre el 20 y el 30 % al año.

El modelo podría desarrollarse en un momento como el actual, de crisis económica, con un deterioro de la imagen de los bancos tradicionales. En el mundo hay alrededor de 600 instituciones financieras de finanzas islámicas, aunque también existen ventanillas o sucursales de este sistema en los bancos clásicos que pueden emitir estos productos.

Los países del Golfo, a la cabeza

En España lo que existe es una cooperativa de servicios financieros islámicos. Se trata de una plataforma entre ahorradores que tienen fondos y personas que tienen proyectos, y la cooperativa hace de intermediaria entre sus socios.

Pero el país europeo donde más funcionan este tipo de finanzas es el Reino Unido. También existen en algunas zonas de Asia, como Malasia, y Oriente Medio, con los países del Golfo a la cabeza.

En el foro han participado responsables de fondos que operan con el modelo de finanzas islámicas, como Alta Partners, de Estados Unidos, o firmas como Riyad Valley Co; o Ousul Ventures.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad