Luz verde a la Fundación Bancaria de La Caixa

stop

Fainé asegura que la nueva organización mantendrá “la esencia” de entidad

El director general de La Caixa, Juan María Nin, y el presidente, Isidro Fainé | ED

22 de mayo de 2014 (22:40 CET)

La Caixa ya es una fundación bancaria. La Asamblea General de la Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona ha decidido este jueves cumplir con la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias de diciembre de 2013 y ha dado luz verde a la transformación.

Ha nacido una nueva institución con una dotación fundacional de 5.868 millones de euros, unos fondos propios consolidados que llegan a los 16.519 millones y un valor de mercado 19.837 euros.

Mantener los valores

“Esto nos sitúa en una nueva fase desde el punto de vista organizativo”, ha señalado el director general de La Caixa, Juan María Nin. El presidente del grupo, Isidro Fainé, ha declarado antes de entrar en la asamblea que una de las prioridades era “mantener la esencia” de la institución.

“La reorganización nos permite garantizar y reforzar nuestra actuación en todos los ámbitos: el financiero, el empresarial y el social”, ha afirmado ante el máximo órgano de gobierno. “Tenemos 110 años de historia, muchas cosas han cambiado a lo largo de este tiempo y el modelo de La Caixa siempre se ha adaptado, nuestros valores no cambian”, ha añadido.

Relación con Caixabank

Ambos directivos han remarcado las cifras de la entidad en la última etapa, cuando la crisis ha impactado en sus cuentas. Han subrayado que, desde 2007, La Caixa ha ganado un 30% más de clientes, ha incrementado los recursos un 36%, la liquidez se ha multiplicado por el 2,4 y la ratio de solvencia ha pasado del 8% al 12,7%. Una evolución positiva que se quiere mantener en el nuevo modelo organizativo.

“Nuestra unión con Caixabank es sólida y duradera y nuestros destinos deben mantenerse ineludiblemente unidos”, ha indicado Fainé. Con la misma vehemencia ha declarado que “la Obra Social no cambiará, trabajaremos para mantenerla y reforzarla tal como hemos hecho hasta ahora”. Esta será, precisamente, una de las funciones de la fundación neonata. Gestionará un presupuesto para este fin de unos 500 millones de euros. También se encargará de las participadas industriales de Criteria.

Patronato

Se sumarán a Fainé en el gobierno de la entidad el ex secretario general de la OTAN y el primer representante de la Unión Europea en política exterior --cargo conocido como mister PESC--, Javier Solana; el presidente de Abertis, Salvador Alemany; y el director de la antigua Fundación La Caixa, Jaume Lanaspa. Ellos configurarán el núcleo duro del nuevo patronato junto al presidente de Telefónica, César Alierta; el multimillonario mejicano y uno de los mayores accionistas individuales de Caixabank, Carlos Slim; o el abogado Juan José López Burniol, entre otros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad