Fainé ‘ficha’ a Solana y Alierta para la nueva estructura de La Caixa

stop

NOMBRAMIENTOS

Alierta, Solana y Fainé. EFE

10 de abril de 2014 (23:56 CET)

La Caixa ha aprobado en consejo de administración su transformación definitiva en fundación bancaria. Hace unas semanas era la antigua Fundación La Caixa --entidad que se disolverá-- la que iniciaba el proceso. El paso que ha dado este jueves la histórica caja de ahorros estaba previsto en el cronograma al que obliga el nuevo marco legal, aprobado en diciembre y que regulará los próximos años el sistema financiero español.

La novedad estriba en que, además de dar luz verde a la nueva estructura, se conocen los nombres que se sumarán al de Isidro Fainé para gobernar la entidad una vez culmine el proceso en mayo. El ex secretario general de la OTAN y el primer representante de la Unión Europea en política exterior --cargo conocido como mister PESC--, Javier Solana; el presidente de Abertis, Salvador Alemany; y el director de la antigua Fundación La Caixa, Jaume Lanaspa, configurarán el núcleo duro del nuevo patronato.

Quién estará y quién no

El máximo órgano de gobierno estará compuesto por otros nueve miembros. Entre ellos destaca el ex consejero en época de Jordi Pujol, Francesc Homs; el presidente de Telefónica, César Alierta; el multimillonario mejicano y uno de los mayores accionistas individuales de Caixabank, Carlos Slim; el abogado Juan José López Burniol; y el editor de La Vanguardia, Javier Godó (actual vicepresidente de la entidad financiera).

Con esta composición Fainé refuerza sus dos prioridades como gestor, al margen del correcto rendimiento del negocio bancario: crear valor a través de las participadas de La Caixa, como Abertis y Telefónica, y continuar la obra social que hasta ahora se ha impulsado a través de la antigua fundación. Respecto a la representación de la cartera industrial, quedan al margen del nuevo patronato el presidente de Repsol, Antoni Brufau, y el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró.

Nueva estructura empresarial

La Caixa dará entrada a su patronato, además de a grandes ejecutivos y especialistas independientes, a integrantes destacados de la sociedad civil. De este modo, Cruz Roja y Cáritas tendrán representación directa a través de dos patronos. Las instituciones elegirán a sus propios representantes. Las entidades fundadoras de la caja de ahorros, entre las que se encuentran diferentes gremios, sindicatos, y la patronal Foment del Treball, consensuarán el nombre que les corresponde en la nueva estructura.

La reforma de La Caixa, además del baile de nombres, implica la reorganización empresarial. La fundación bancaria La Caixa será titular de la obra social y del 100% del capital de Criteria. Esta sociedad recupera visibilidad ya que atesorará el 60,5% de las acciones de Caixabank (el resto cotiza en bolsa) y la cartera industrial, compuesta por Agbar, SABA, Telefónica, Repsol, Gas Natural y Abertis entre otras grandes empresas. Criteria también tendrá el negocio bancario internacional, el de seguros, y la cartera inmobiliaria.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad