Mafo puso sobre la mesa 5.000 millones en la subasta de Unnim

stop

REESTRUCTURACIÓN

Miguel Angel Fernández Ordóñez

21 de febrero de 2012 (20:00 CET)

Las ofertas que han llegado al Banco de España por Unnim ni son tantas ni tan elevadas como se preveía. La lista de interesados menguó y perdió potencia a pesar de que el responsable del regulador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo para el sector), ha puesto encima de la mesa un plan de ayudas de 5.000 millones de euros. La cantidad ofrecida en este esquema de protección de activos (EPA) es todo el auxilio público que recibirá el nuevo dueño de Unnim.

La unión de cajas comarcales cuenta con 25.000 millones aproximadamente en activos, que Mafo ya ha tasado a la baja desde que controla la entidad a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). El deterioro del balance y la caída del negocio recurrente arrojarán pérdidas por unos 200 millones de euros en 2011, según ha podido saber Economía Digital.

Con las cartas al descubierto, en el Frob, que es el actual poseedor del 100% del capital de Unnim, ya dan por descontado que Mafo entregará la franquicia al interesado que menos ayudas públicas solicite. El precio, que en ningún caso es suculento, será menos determinante de lo previsto. Se seguirá, de esta manera, el esquema de subasta utilizado para adjudicar la CAM al Banc Sabadell.

Ibercaja sigue ganando puntos

La aragonesa Ibercaja se afianza como favorita al presentar el sobre más solvente no sólo en precio y en ayudas, sino también en materia de empleo, extremo que Mafo tuvo muy en cuenta en el proceso de adjudicación de la CAM. Fuentes próximas a la operación destacan otro hecho: ambas entidades ya comparten plataforma tecnológica, factor que aceleraría la toma de control de Unnim.

Los directivos de Ibercaja llevaban varios meses conversando para integrar la caja catalana. Consideran Catalunya como su zona de crecimiento natural. Pero sólo se llevarán el gato al agua si han conseguido plantear el futuro en común con menores inyecciones públicas que la oferta de Popular, el verdadero rival en la contienda.

Difícil para la gran banca

La gran banca española, que finalmente optó por presentar oferta, es el postor más débil. Las piezas de caza que realmente interesan a BBVA y Santander son Novagalicia, que disputarán a La Caixa, y CatalunyaCaixa, cuyos movimientos vigila con interés Emilio Botín.

Aunque se espera que Mafo tome la decisión a finales de esta semana, podría requerir algún día más para valorar la situación. En todo caso, el límite que se habría comunicado a los ofertantes es el del próximo 29 de febrero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad