El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, junto a otros representantes. EFE/Chema Moya
stop

La Airef dice que los "viernes sociales" de Sánchez cuestan 920 millones de euros y sumarán una décima más al déficit, que rebaja al 2,1%

Economía Digital

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, junto a otros representantes. EFE/Chema Moya

Madrid, 05 de abril de 2019 (14:44 CET)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), como ya hizo antes el Banco de España, cuantifica en una décima del déficit español el impacto de los "viernes sociales" de Sánchez.

El organismo público que se encarga de vigilar las cuentas calcula que las medidas que el Gobierno ha ido aprobando mediante decretos ley en Consejo de Ministros cuestan 920 millones a las arcas públicas.

La Airef calcula que el déficit caerá hasta el 2,1% del PIB desde el 2,6% en el que cerró 2018. Sin los viernes sociales, se situaría en el 2%. Entre los gastos más elevados se encuentra las cuotas de Seguridad Social pagadas a los cuidadores -que ascienden a 315 millones de euros-; o recuperar el subsidio por desempleo de los parados mayores de 52 años, con 242 millones.

Otras de las partidas que golpean las cuentas son la ampliación del permiso de paternidad de cinco a ocho semanas (225 millones de euros) y el ingreso mínimo vital para familias con hijos a cargo, con 138 millones de euros.

Rebaja el déficit más que otros organismos

Aún así, la Autoridad Fiscal Indeoendiente rebaja el déficit español de 2019 más que lo hacen otros organismos como el Banco de España, que lo situaba en el 2,5%.

La Autoridad Fiscal lo justifica por los ingresos procedentes del ciclo económico, la prórroga presupuestaria (que impedirá que se desembolsen muchos otros gastos que tenía previstos el Gobierno) y las inversiones en ferrocarriles.

Además, defienden que la recaudación por cotizaciones va un poco mejor de lo esperado. No obstante, España seguirá incumpliendo el objetivo de déficit impuesto por Bruselas, que lo fijó en el 1,3% del PIB, lo que supone un desfase de unos 10.000 millones de euros.

Pese a esto, España ha conseguido salir del Procedimiento de Déficit Excesivo al situar el déficit por denajo del 3%, que se considera déficit excesivo. Europa tutela las cuentas de los países que superan ese porcentaje, al considerar que tienen dificultades presupuestarias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad