Popular explotará la proximidad en su nueva etapa junto a Pastor

stop

Popular ya tiene claro cómo operará la red de oficinas una vez se active la fusión con el gallego Banco Pastor. Las dos marcas convivirán, pero no se solaparán en el mismo territorio

Ángel Ron

12 de febrero de 2012 (19:56 CET)

Ángel Ron ya sabe cómo funcionará la red de oficinas del banco resultante de la absorción del Pastor por el Popular. La decisión está tomada y convivirán ambas marcas, aunque nunca coincidirán en el mismo territorio.

En esencia, el plan de desarrollo de marca pivotará en vestir a todas las oficinas gallegas del Popular con la imagen de marca del Pastor, y viceversa. Es decir, todas las sucursales de Pastor fuera de Galicia se transformarán en franquicias de Popular. Con esta estrategia el banco presidido por Ron pretende explotar la identificación y el arraigo de cada emblema en los respectivos territorios.

En Popular resaltan que con esta estrategia se fortalecerá su modelo de negocio, enfocado en la banca minorista y en las pequeñas y medianas empresas, y que le permitirá crecer desde una cuota de mercado de entre el 5% y hasta el 17% en Madrid, Galicia, Catalunya y Comunidad Valenciana.

Provisiones


Los costes generales de la fusión ascenderán a 209 millones en 2012 y a 113 millones en el siguiente ejercicio. Para reforzar el balance, Popular anticipará provisiones futuras procedentes de recursos propios y no contra la cuenta de resultados por un total de 1.108 millones de euros, lo que permitirá incrementar la cobertura de créditos morosos del 40% al 60%.

Con el fin de cubrir el déficit de capital tras haber anticipado dichas provisiones, se llevará a cabo una emisión de convertibles por importe de 700 millones de euros, con lo que los niveles de capital de máxima calidad (Tier 1) de la entidad se mantendrán cerca del 10%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad