Reino Unido pierde la ‘triple A’

stop

PESRPECTIVAS ECONÓMICAS

David Cameron, primer ministro británico

23 de febrero de 2013 (13:32 CET)

El Reino Unido ha perdido su inmunidad ante las agencias de calificación. En concreto, ante Moody’s, que ha rebajado la nota de ‘triple A’ a ‘Aa1’. Un jarro de agua fría para el Gobierno de David Cameron que hasta ahora mantenía el máximo reconocimiento de su economía.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, ha asegurado que la pérdida de la 'triple A' "acrecienta la importancia" del programa de ajustes y recortes para reducir el déficit. Asegura que la nueva calificación es un duro recordatorio de los problemas de deuda.

Elevada deuda pública


Moody’s apunta como las causas de la nueva nota el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento y las complicaciones en la consolidación fiscal. También destaca los efectos que la "elevada" deuda pública tiene en el balance global.

La firma había cambiado en febrero de 2012 a negativa la perspectiva para Reino Unido que hasta ahora mantenía la mejor nota. Un año después, ha considerado que la situación del país, sin ser preocupante, no es tan buena como inicialmente se había previsto.

Recuperación lenta


En el comunicado, también ha advertido al Ejecutivo británico. Considera que la recuperación económica de Reino Unido será "significativamente más lenta" que la de recesiones anteriores. La nueva situación también ha pasado factura al Banco de Inglaterra, cuya nota cae de la 'triple A' a 'Aa1'.

Pero la agencia de calificación apunta que la perspectiva para la nota de Reino Unido estable. Considera que la voluntad política y las fortalezas económicas subyacentes a las actuales turbulencias permitirán "aplicar su plan de consolidación fiscal y revertir la trayectoria de la deuda".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad