Rami Aboukhair, consejero delegado del Santander y del Popular. El banco propone 2.000 salidas de sus servicios centrales. EFE

El Santander propone más de 2.000 salidas en sus servicios centrales

stop

El Santander traslada a los sindicatos un plan para prescindir de un tercio de la plantilla de los servicios centrales tras la integración del Popular

Xavier Alegret

Rami Aboukhair, consejero delegado del Santander y del Popular. El banco propone 2.000 salidas de sus servicios centrales. EFE

Barcelona, 08 de noviembre de 2017 (14:30 CET)

El Santander quiere prescindir de un tercio de sus servicios centrales, incluyendo los del Popular. Así lo ha trasladado este miércoles el banco a los representantes sindicales: prevé la salida de más de 2.000 empleados --parte de los cuales serían recolocados--, de los 6.000 que tiene en servicios centrales, en la primera fase de los recortes tras la compra del Popular.

El Santander contaba con 4.400 empleados en servicios centrales, a los que se han sumado los 1.600 del Popular. Ahora el banco que preside Ana Botín prevé reducirlo a 4.000. Para ello, 1.500 empleados dejarían el banco y otros 575 serían recolocados en otras empresas o áreas del grupo.

El banco no ha especificado a los sindicatos la fórmula de los despidos, pero prevé que sean, en la medida de lo posible, medidas no traumáticas, como prejubilaciones y bajas incentivadas. Fuentes de CCOO valoraron como “excesivo” el recorte ya que afecta a un tercio de la plantilla.

Las medidas se empezarán a negociar oficialmente el 16 de noviembre, por lo que para mediados de diciembre debería haber un pacto. Tanto si lo hay como si no, los sindicatos estiman que las salidas empezarían ya a principios de 2019. Para 2020 queda el ajuste en las oficinas, que se llevará a cabo tras la culminación de la integración tecnológica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad