Trias destina más de medio millón a 30 motos eléctricas

stop

El ayuntamiento saca a concurso la adjudicación de 'scooters' mediante arrendamiento financiero por cuatro años

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias | EFE

09 de noviembre de 2014 (21:58 CET)

Barcelona es una ciudad que pretende ser verde hasta en las carreteras. Pero no a cualquier precio.

Las iniciativas para promover la movilidad menos contaminante se canaliza mediante aplicaciones, programas e inversiones públicas para todos los gustos. La última conocida es la partida de más de medio millón de euros que el consistorio ha reservado para alquilar 30 motos eléctricas destinadas al servicio de la Guardia Urbana.

Alquiler con opción a compra

El ayuntamiento ha convocado el procedimiento de adjudicación de scooters eléctricas mediante arrendamiento financiero o leasing. Es decir, alquiler con derecho a compra. El contrato, con un presupuesto base de 588.931 euros, se firmará por un periodo de cuatro años y un máximo de 30.000 kilómetros, sin admisión de prórroga. El acuerdo supone pagar 19.631 euros por moto.

Aunque no será la primera vez que la Guardia Urbana circule con motos eléctricas. Son vehículos que ya han ido probando en varias ocasiones con un resultado satisfactorio, explican fuentes sindicales.

Presentación oficial

Eso es justo lo contrario de lo que está pasando con las últimas motos que se incorporaron a la flota de la policía local hace menos de un año. Fueron un total de 45 scooters que han resultado incómodas para los agentes por la altura del sillín, como explica un Guardia Urbano afiliado a Comisiones Obreras.

Pero estas nuevas motos llegan para quedarse 48 meses. El ayuntamiento no ha querido precisar los detalles del contrato de arrendamiento porque se reserva para la puesta de largo de esta nueva flota libre de emisiones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad