Los estudios disparan el optimismo de la minera de Varilongo para crear una gran explotación de wolframio en Galicia

La compañía propietaria de los derechos de explotación estima que puede llegar a ser líder de producción durante muchos años

Varilongo

La mina de Varilongo que Rafaella Resources quiere reabrir

Un estudio económico de la compañía Rafaella Resources revela el «enorme potencial económico» del wolframio y estaño de Santa Comba si se realiza una explotación integrada en Varilongo de la mina subterránea, con la autorización vigente, y en superficie, pendiente de realizar la tramitación correspondiente. Este material, considerado como «crítico» por la Unión Europea, es esencial para los sectores tecnológico, energético, automovilístico, aeronáutico o sanitario.

 Rafaella Resources se dedica a la exploración y el desarrollo de proyectos mineros y se rige «por los principios de la minería moderna y sostenible, aplicando los mejores estándares en seguridad y salud, protección medioambiental y responsabilidad social corporativa con el entorno social y natural donde desarrolla sus operaciones».

El informe, presentado ante la autoridad bursátil australiana, ha sido realizado por consultores independientes y muestra los resultados de un detallado análisis de previabilidad. En él se «respalda la importante inversión de capital requerida y la creación de significativos puestos de trabajo a largo plazo en la zona», según explica la compañía.

Propietaria también de los derechos de explotación de la mina de San Finx, Rafaella Resources pretende convertirse en un proveedor importante de estaño y wolframio para Europa y Norteamérica.

Líder de producción de estaño y wolframio

Steven Turner, director general, ha afirmado que «con la reciente mejora de la estimación del potencial económico de explotación», la mina de Santa Comba «demuestra ser un proyecto estratégico para disponer de una fuente de suministro de un metal crítico como es el wolframio en el seno de Europa y para asegurar puestos de trabajo y estabilidad económica en la zona a largo plazo». «La mina de Santa Comba junto con la de San Finx pueden llegar a ser líderes en la producción de estaño y wolframio durante muchos años, una vez que obtengamos todos los permisos necesarios», ha añadido.