Can Majó, cocina marinera

stop

Almirall Aixada, 33 93 215 54 55 www.canmajo.es [email protected]

11 de febrero de 2011 (10:12 CET)

Es difícil asegurar cuál es el mejor restaurante de la Barceloneta, porque todos tienen sus días. Pero entre el top debe figurar Can Majó, un local agradable de precios medidos y con satisfacción casi segura. Lleva funcionando más de 40 años y es sobradamente conocido por los barceloneses, de forma que al margen de la clientela turística, que la hay, tiene un fondo de habituales bastante notable.
  
La relativa cercanía del Parlament hace que acudan allí algunos diputados, como el exconseller Antoni Fernández Teixidor, un aficionado a la buena cocina que conoce muy bien la casa. La última vez que estuve, en una mesa próxima se sentaba Carles Sumarroca, de Comsa Emte, una de la primeras fortunas del país. No es el lugar ideal para hacer negocios, pero sí suficientemente discreto y amable como para celebrarlos. Tiene una sala semicerrada para grupos al fondo del salón. Y también dispone de una magnífica terraza frente a la playa, ideal para noches de verano y mediodías de otoño.

Lo fuerte del local son los mariscos y el pescado, todo de buena calidad y hecho de la forma más sencilla: crudo, cocido, plancha, horno o cazuela, pero sin salsas contundentes. Personalmente, me inclino por lo crudo, como las almejas de carril, o cocido, como los percebes. Si hubiera que recurrir a la freidora, optaría por las croquetas. Es verdad que su arroz con bogavante recibe muchos elogios, pero me tira más la sencillez digestiva: arroz con verduras, excelente; y si le añaden bacalao también queda redondo. Buena y extensa carta de vinos, siempre con recomendaciones de agradecer. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad