Cargill vuelve a los beneficios y gana 20,3 millones

stop

en Barcelona, 08 de abril de 2015 (00:00 CET)

El gigante agroalimentario Cargill, de Martorell, alcanzó en 2014 un giro de 1.346 millones de euros, 50 millones menos que el año anterior. La baja se debe a las menores ventas en el mercado nacional.

Los resultados cambiaron de signo y pasaron de cinco millones de pérdidas a 20,3 millones de beneficio. Contribuyó al viraje la mengua de los consumos de mercaderías y materias primas, entre otros factores. La plantilla creció de 652 a 714 personas.

Cargill se dedica a la producción de cereales, molturación de semillas oleaginosas, refinado y envasado de aceite y elaboración de almidones, edulcorantes, malta y artículos para alimentación animal.

Posee 25 filiales en España, Dinamarca, Portugal, Argentina, Costa Rica. Los resultados de esta pléyade de firmas fueron dispares. La mitad de ellas se movió en terreno negativo y la otra mitad arrojó ganancias, con un resultado conjunto agregado de nueve millones positivos.

Cargill está presidida desde 2007 por José María Mateo Alujas, quien lleva militando en las filas de la empresa desde 1986, tras licenciarse en Esade. La compañía es filial del coloso del mismo nombre, uno de los mayores conglomerados empresariales de capital familiar de Estados Unidos y también uno de los más opacos y desconocidos. Sus ventas anuales alcanzan los 130.000 millones de dólares.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad