Cervezas Moritz: crecen las ventas pero siguen las pérdidas

en Barcelona, 29 de julio de 2015 (00:00 CET)

La marca catalana de cerveza Moritz logró el año pasado una facturación de 15,6 millones de euros, lo que implica una ascensión del 17%. Prosigue, así, la evolución al alza de la casa, que le ha llevado a acumular crecimientos medios de dos dígitos desde que se lanzó al mercado diez años atrás.

En cambio, los resultados siguen anclados en la senda deficitaria. Los de 2014 arrojan unas pérdidas de 3,4 millones, un 10% más. El flujo de caja también fue negativo en más de tres millones.

Moritz volvió a los establecimientos de hostelería en 2004, tras dos décadas de inactividad comercial. Desde entonces, han cerrado todos los ejercicios con déficit, por un importe total de 27 millones. En el balance todavía se arrastran quebrantos pendientes de sanear por 16,6 millones.

La firma está presente sobre todo en los bares y restaurantes de Barcelona, donde se ha hecho con un cupo de mercado del orden del 10%. En el conjunto de Cataluña ronda el 5%.

Hace tres años, los accionistas de Moritz invirtieron 30 millones en la apertura de la Fábrica Moritz, en la Ronda de Sant Antoni de Barcelona, un complejo de 4.500 metros cuadrados que alberga un centro de degustación, aula gastronómica, museo y tienda. En diicho recinto se ubica asimismo la sede central de la compañía.

Moritz pertenece a la familia Roehrich. La elaboración de la cerveza corre a cargo de la firma aragonesa La Zaragozana, perteneciente a los mismos dueños de Moritz.

El consejo de administración de Cervezas Moritz, de corte estrictamente familiar, está formado por Jorge y Daniel Roehrich Saporta, Guillermo Roehrich Laguna, Samuel Roehrich Young y Mario Roehrich Rubio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad