Club Allard: la calidad de un dos estrellas Michelín y la privacidad de casa

stop

C/ Ferraz, 2. Bajo derecha Madrid 915 59 09 39 www.elcluballard.com/

14 de noviembre de 2014 (11:21 CET)

Su nombre apareció en los informes de las tarjetas black, pero los altos cargos de Caja Madrid no son los únicos admiradores célebres del local. Políticos, futbolistas, empresarios, consejeros de administración, celebrities, periodistas, miembros de la nobleza, presidentes de gobierno y por supuesto, el Rey Juan Carlos suelen frecuentar Club Allard.

Las razones del éxito


Club Allard ha sido testigo de pactos políticos y también de alguna pedida de mano original o fallida. “Nos eligen por el servicio impecable, la calidad de los productos, nuestra capacidad de sorprender al cliente y por la privacidad y intimidad que proporcionan nuestros salones, sobre todo los reservados”, explica Lluisa Orlando Olaso, socia y directora general del Grupo Allard.

Los entre 15 y 17 cocineros consiguen que los platos lleguen a la mesa a un ritmo muy bueno. De hecho, es posible degustar un menú Encuentro (con dos snacks, dos entradas, un pescado, una carne, prepostre y dos postres por 86 € con IVA) o Seducción (tres snacks, tres entradas, un pescado, una carne, prepostre y dos postres a 98 €) en una hora y media, según comenta la chef María Marte.


“Nuestra principal misión es que el cliente se sienta como en casa. Nos ajustamos a las necesidades de la gente de negocio que tiene que comer en poco tiempo y también diseñamos menús a medida para grupos”, añade María.

Los salones

Sus salones, de techos altos y grandes ventanales, están decorados con lujosas lámparas holandesas y escayolas de época. Entre sus privados, destacamos La Pecera --uno de los espacios favoritos de Guti--, un salón alto para seis comensales con opción a disfrutar desde él del espectáculo que se sucede en la cocina del restaurante; y el Social club, un área con una capacidad para 70 personas, de recién apertura, apta para acoger presentaciones de productos.


La chef

María Marte entró a formar parte del equipo en 2003, motivada por una ilusión que tenía desde la infancia. En 2011 fue nombrada jefa de cocina del ya entonces dos estrellas Michelin madrileño y, ahora, es chef y responsable de una nueva etapa de evolución culinaria, en la que ha diseñado más de una decena de nuevos platos.

María parte del estudio de la cocina moderna y tradicional españolas, fusionando creatividad y técnica de vanguardia para “recrear la belleza, los sabores y los aromas que nos brinda la naturaleza”. Las propuestas de la chef sobresalen por la combinación de texturas y la delicadeza de los sabores y las presentaciones.

Los menús degustación

La aparente tarjeta de visita que encontraréis en la mesa es en realidad algo comestible, así que, no la toquéis demasiado. El día de nuestra visita era una lámina de sémola de patatas que degustamos junto con una salsa de cacahuetes.

Íbamos con apetito y optamos por pedir el menú Revolución (tres snacks, cuatro entradas, un pescado, una carne prepostre y dos postres por 115 €), que incluye la parrillada de mar con aceites esenciales, el chupito de pez mantequilla y espárrago blanco, el ravioli de guisantes con papada de cerdo ibérico, el oricio en su concha con Verdinas y cítricos, usuzukuri en flor, la ensalada templada de bogavante con guacamole de mango, el arroz negro del mar, la sopa de cebolla, la lubina con ‘chutney’ de ruibardo, el pichón de Bresse con socarrat de setas de temporada, la flor de hibisco con pisco sour, los pétalos, la roca de chocolate y los originales petit tours que recrean una pizarra.


Todos los menús cuentan con una opción específica para vegetarianos, veganos o celíacos.

Club Allard es el único estrella Michelín de Madrid que sirve además, pan para celíacos o menús sin lácteos. María se atrevió hasta con un menú vegetariano licuado, compuesto por 12 platos de crema, “la clienta salió encantada”, nos comenta.


La bodega

La propuesta gastronómica de El Club Allard se completa con la elección de Juan Antonio Herrero López como sumiller, quien ha compuesto una bodega excepcional en continua evolución con una gran carta de vinos y espumosos, con cerca de 200 referencias de primera línea. Para maridar nuestro banquete Juan Antonio nos sugirió el blanco Palais Kesselstatt Riesling 2002 y el tinto siciliano Cygnus Tasca D'Almerita 2011.

Abre de martes a sábado desde las 13:30 horas a mediodía y desde las 21 horas por la noche. Cierra los domingos y los lunes y dispone de servicios de aparcacoches y guardarropa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad