¿Cómo y por qué Garicano fue a buscar a Albert Rivera?

stop

El profesor de la LSE tiene como doctorando a Antonio Roldán, que le facilitó el contacto del líder de Ciudadanos a través de Francesc de Carreras

20 de abril de 2015 (18:00 CET)

El economista Luis Garicano, catedrático en la London School of Economics (LSE) ha revolucionado el mapa político español. Su colaboración con Ciudadanos ha permitido al partido que lidera Albert Rivera presentar un programa económico sólido, al margen de los apoyos o rechazos que provoque. Pero, ¿cómo llegó Garicano a las puertas de Ciudadanos?

Aunque existe una conexión a través de los liberales europeos, por la que el belga Guy Verhofstad consiguió que los dos eurodiputados de Ciudadanos formaran parte del ALDE, la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), las cosas en muchas ocasiones son más sencillas.

Garicano tiene como doctorando en Londres a Antonio Roldán Monés, un joven economista que publica periódicamente en algunos medios de comunicación españoles. Roldán es hijo de Santiago Roldán, 'Curri' para la familia socialista. Catedrático de Estructura Económica, fallecido en 1997, fue uno de los fundadores del PSC. Era el esposo de Maria Antonia Monés, economista, que fue directora de Análisis Político y Económico en el Departamento de Economía de la Generalitat de Cataluña con el gobierno tripartito. Monés también fue la directora del Departamento de Economía del Gabinete de Presidencia en el último mandato de Felipe González.

Francesc de Carreras, el hombre puente

Pero Garicano estaba interesado en que Antonio Roldán le facilitara el contacto de Francesc de Carreras, el catedrático de derecho constitucional, y uno de los intelectuales que impulsaron el partido Ciudadanos en Cataluña en 2006. ¿Por qué? De Carreras es la actual pareja de Monés, así que esa fue la conexión que utilizó el economista de la LSE. Quería conocer a Rivera, interesado por sus propuestas de regeneración de la política española al frente de Ciudadanos. 

Y De Carreras fue, finalmente, quien le presentó a Garicano a Albert Rivera, que no lo conocía personalmente. Rivera preguntó, se asesoró y acabó convencido de que Garicano podía ser su hombre en el terreno económico.

El tándem, por ahora, funciona, según muestran los diferentes sondeos.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad