El Barça-Madrid reúne de nuevo a la crema del empresariado de las dos ciudades

stop

La tradicional cena que organiza en su casa el vicepresidente Vilarrubí sienta en torno a una mesa a los hombres de negocios más influyentes de ambos equipos

25 de octubre de 2013 (19:15 CET)

El Barça-Madrid del sábado no es sólo un acontecimiento deportivo. También tiene su vertiente social y no es menor, sobre todo entre la alta sociedad. El empresario y vicepresidente del FC Barcelona, Carles Vilarrubí, ejerce de anfitrión este viernes de una cena que se celebra en su domicilio y a la que han sido invitadas las principales figuras del mundo de la empresa y las finanzas de ambas ciudades.

La rivalidad futbolística no impedirá que unas horas antes del match, los hombres de negocios que circundan los palcos de uno y otro equipo celebren un encuentro, pero lejos del campo de juego. La reunión ya se ha convertido en tradicional y consigue sentar alrededor de una mesa a empresarios con visiones políticas, aficiones deportivas y hasta intereses de negocios diferentes.

Un listado de primer nivel

No existe una lista de invitados ya que el encuentro constituye un tema extraoficial y muy privado, pero, según ha podido saber esta publicación, entre otros asistentes al ágape destacan Salvador Alemany (Abertis), Sandro Rosell (FC Barcelona), Juan Maria Nin (Caixabank), Emilio Cuatrecasas (abogado), Fernando Fernández Tápias (CEIM), Javier Godó (Grupo Godó), Demetrio Carceller (Damm), Santiago Dexeus (médico), Francesc Homs (conseller de la Presidència), Jaime Castellanos (empresario), Pedro Ballvé (Campofrío), Jaume Guardiola (Banc Sabadell), Juan Entrecanales (Acciona), Artur Carulla (Agrolimen), Valentí Fuster (cardiólogo), Josep Lluis Bonet (Fira de Barcelona), Javier Monzón (Indra), Xavier Trias (alcalde de Barcelona), Marian Puig (Grupo Puig), Antonio Brufau (Repsol), Antonio Hernández (Ebro), Alfonso Cortina, Rafael del Pino (Ferrovial), Sixte Cambra (Port de BCN), Miquel Roca Junyent (abogado) y Jose María Xercavins.

No está previsto que el presidente del Madrid, uno de los habituales, participe en esta ocasión. Florentino Pérez tiene un compromiso previo en Terrassa, donde se reúne con un grupo de peñas madridistas aprovechando su visita a la Ciudad Condal.

La cena en la víspera del derbi ya es también un clásico. El domicilio de la familia Vilarrubí-Daurella es el escenario de las últimas ediciones. De hecho, el vicepresidente del Barça organiza este encuentro tanto cuando el partido se celebra en Barcelona como cuando el partido se juega en el Bernabéu.

Un anfitrión singular y ecléctico

Poco importa a los empresarios madridistas el perfil nacionalista y próximo al Govern de la Generalitat del anfitrión. Al contrario, su vinculación con las grandes fortunas barcelonesas (a través de su cargo en la banca de negocios Rothschild o la presidencia que su mujer, Sol Daurella, ejerce del holding embotellador de Coca-Cola en España), su papel de consejero emergente en Fira de Barcelona o la propia vicepresidencia del Barça no son elementos que ahuyenten a los invitados.

Al contrario, algunos de los asistentes procedentes de Madrid admiten que Vilarrubí es un anfitrión que no rehuye ningún tema de conversación en estas cenas futbolísticas. Si en anteriores encuentros el debate estrella giró en torno a las prácticas poco deportivas de José Mourinho, entonces entrenador del Madrid, ahora las relaciones entre el Ejecutivo catalán y el Gobierno central ocuparán buena parte de la sobremesa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad