El extraño final de Antich en 'La Vanguardia'

stop

16 de diciembre de 2013 (12:09 CET)

Después de 14 años al frente del diario de referencia de Barcelona, José Antich ha vivido un final impropio de las relaciones personales cultivadas con el editor del medio, el conde Javier Godó.

Su sustitución por Màrius Carol no le fue comunicada por el propietario del rotativo, sino por uno de sus hombres de confianza, el directivo Josep Caminal. Fue él quien le insinuó incluso que una de las alternativas para su continuidad profesional estaba en la corresponsalía de París, destino que se le ofrecía al ex director.

Antich recibió con sorpresa el método, casi igual que la decisión inapelable de sustituirle al frente del diario. Durante unos días intentó infructuosamente hablar con Godó. Al final, el miércoles de la semana pasada almorzaron juntos.

La comida fue formal, durante la primera parte, el conde agradeció reiterada y profusamente a Antich los servicios prestados a la compañía de su propiedad. En el mismo tono casi histórico y formal, el periodista le agradeció al editor la confianza otorgada durante los 14 años en los que ha sido la cabeza visible del medio de comunicación más influyente de la política catalana.

Tras los agradecimientos mútuos, las promesas de fidelidad eterna, y los postres.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad