El independentismo usa al novio de Arrimadas para desmentir la polarización catalana

stop

La exmilitante de Esquerra Anna Arqué pone como ejemplo la relación sentimental de la candidata de Ciudadanos para asegurar que Cataluña no está dividida

La representante de Junts pel Sí, Anna Arqué.

Madrid , 28 de septiembre de 2015 (11:44 CET)

La relación sentimental de Inés Arrimadas con un político convergente y partidario de la independencia de Cataluña ha sido motivo de debate la noche del 27S en la que se trató la fractura catalana en el debate de Televisión Española.

Anna Arqué, exmilitante de Esquerra Republicana de Catalunya, representante internacional de varios movimientos independentistas y persona de confianza de Joan Laporta, acudió al plató que había instalado TVE en Barcelona para defender la opción de la separación. La tertuliana encendió la polémica cuando utilizó la relación sentimental de Inés Arrimadas para asegurar que en Cataluña no existe división ni polarización.

"Voy a decir algo para demostrar que en Cataluña no hay fractura, que es lo que muchos comenzarán a decir ahora. El novio de Inés Arrimadas es convergente y es partidario de Junts pel Sí", aseguró Arqué.

La tertuliana se refería a Xavier Cima, el joven político convergente, nacido en Vic, el municipio barcelonés que el 27S donde Junts pel Sí obtuvo el 66% de los votos.

La periodista Carmen Tomás saltó en defensa de Arrimadas y criticó que la representante del independentismo en la tertulia ventilase la vida personal de una candidata. "No veo cuál es la polémica si es algo que sabe todo el mundo", se defendió Arqué. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad