El lujo de Zegna sigue en declive

20 de noviembre de 2014 (19:26 CET)

La cifra de ventas de la prestigiosa marca Ermenegildo Zegna volvió a comprimirse durante el último año, con lo que encadena ya un sexenio consecutivo de retrocesos. La facturación cayó de 37 a 31 millones de euros en números redondos. Entre las notas satisfactorias del balance de la empresa descuella la fuerte bajada de las pérdidas, que se redujeron a la tercera parte y pasaron de 15,7 a 5,6 millones.

Ermenegildo Zegna España viene cerrando sus ejercicios fiscales con números rojos desde 2008 y acumula un saldo negativo de 31 millones de euros. En este periodo, su giro ha caído un 61%, pues seis años atrás rondaba los 80 millones.

Zegna da empleo a casi 600 personas. Se desenvuelve por nuestras latitudes mediante las compañías Italco --acrónimo de Italiana de Confecciones-- y Ezeti, una y otra domiciliadas en Sant Quirze del Vallès. La casa cuenta en dicho municipio con fábricas de pantalones y americanas, que comercializa con la marca propia. Asimismo trabaja a maquila para otras reputadas firmas textiles nacionales y foráneas, aunque el nombre de éstas es un secreto guardado bajo siete llaves por motivos comerciales y de marca.

Desde Sant Quirze también se dirigían las filiales de Argentina, Colombia y Méjico, pero el año pasado se traspasaron a otra sociedad de Grupo Zegna, por 5,3 millones de euros.

Zegna España está dirigida por Giorgio Delpiano. Desde hace varios decenios la presidencia no ejecutiva está confiada al abogado Josep Colls, suegro del político Josep Antoni Duran Lleida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad