Experiencia cristalina en el Passeig de Gràcia

stop

Swarovski lanza 'Crystal Forest', un nuevo concepto decorativo que pretende reinventar la imagen de la firma

Flagship store de Swarovski en el Passeig de Gràcia

07 de octubre de 2011 (09:35 CET)

La firma austriaca lleva uno año apostando por este nuevo concepto con la intención de renovar su imagen. Crystal Forest pretende cambiar el diseño de todos sus puntos de venta alrededor del mundo en los próximos siete años.

La nueva concepción arquitectónica que la firma está implantando afectará también a la imagen representativa de la marca. Los clásicos azul y rojo serán substituidos por el acero y el cristal blanco de bandera en Crystal Forest.

El desarrollo del proyecto ha sido encargado al famoso diseñador japonés Tokujin Yoshioka. Los frescos espacios hacen que sus consumidores se sientan transportados a un mundo onírico donde los cristales y sus formas descubren un invierno lujoso y frío.

'Crystal Forest' en el Passeig de Gràcia

La firma no ha querido olvidar su presencia en la capital catalana. Una flagship store consolida la marca presentando su nuevo concepto a través de un solemne escaparate, que a pocos deja impasibles, en el famoso paseo barcelonés.

En el interior del espacio, de 84 metros cuadrados, millones de destellos de los prismas facetados deslumbran a su alrededor simulando un helado y mágico paisaje al más puro estilo de Narnia. Con un puf elaborado enteramente a mano con millones de engarces de bohemia y el chandelier que cuelga de los altos techos del edificio modernista, la experiencia multisensorial cristalina está más que asegurada.

Una familia visionaria de la bohemia

Desde que Daniel Swarovski se atreviera con la novedosa máquina de pulido y tallado en 1895, la empresa familiar no ha hecho otra cosa que crecer convirtiéndose en productor líder de cristal tallado para diseño y moda en todo su abanico de posibilidades.

La amplia gama de diseños de Swarovski engloba esculturas, miniaturas cristalinas para joyería y alta costura, decoración casera, candelabros, y los rhinestones, un tipo de piedra parecida al diamante, para fabricantes y artistas.

A día de hoy, la entidad sigue con su fuerte apuesta de indagar y descubrir la infinita diversidad de posibilidades que tiene el distinguido cristal con más de 1.900 boutiques asentadas en las capitales y avenidas más importantes del mundo. La firma se ha ido arraigando en España hasta sumar más de 100 tiendas y corners. La empresa familiar que ahora la dirigen la cuarta y quinta generación obtuvo un volumen de negocio de 2.060 millones de euros en 2010.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad