Gritos de "rata" a Rato al salir del funeral de Rodés

20 de julio de 2015 (13:54 CET)

La flor y nata de la sociedad española se reunió el jueves pasado en la Basílica de Santa María del mar para dar una última despedida al empresario Leopoldo Rodés, que falleció en un accidente automovilístico a los 80 años.

Los asistentes a la misa tuvieron que aparcar sus coches en la casa Llotja de Mar, porque en los alrededores de la iglesia no hay espacio para el estacionamiento de vehículos. Eso los obligó a caminar un par de calles a la salida del funeral.

Al ex ministro de Economía y ex director del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato esas dos calles se le hicieron eternas. A Rato lo reconocieron los ciudadanos y lo abuchearon con  gritos de "rata, rata, rata…" Los insultos lo persiguieron hasta que logró ponerse a salvo en su vehículo.  

Además de Rato, también acudieron a dar el último adiós a Rodés algunos personajes conocidos como la modelo Nati Abascal y buena parte de las familias de Jordi Pujol y de Francisco Franco, con su nieta Carmen Martínez Bordiu a la cabeza.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad