Iberia y British Airways tienen una cúpula muy viajera

stop

13 de marzo de 2014 (23:33 CET)

En las empresas del Ibex 35, los miembros de los consejos de administración disfrutan de incontables privilegios. Los accionistas de las propias compañías, que son en última instancia sus verdaderos dueños, desconocen muchas de esas canonjías.

Desde tiempo inmemorial, es costumbre que los consejeros en quienes concurre la circunstancia de ser a la vez directivos de una corporación, gocen de coche con chófer y tarjeta de combustible sin cargo alguno. A esa regalía se añaden seguros médicos privados para el titular y su cónyuge, más seguros de vida que garantizan hasta tres y cuatro veces el salario base.

El repertorio de obsequios se redondea, por último, con toda suerte de viajes, siempre de balde. Por supuesto, los costes íntegros de tanta magnanimidad corren a cargo de las empresas. Es lo que Hacienda denomina con su habitual finura “retribuciones en especie”.

Semejantes prerrogativas son comunes a la inmensa mayoría de compañías del Ibex 35. Pero ofrecen algunas particularidades, en función de la actividad que cada una despliega. Por ejemplo, International Consolidated Airlines Group, la sociedad de cartera que cobija a British Airways e Iberia, gratifica a sus consejeros no ejecutivos con un bono de medio millón de euros al año, que pueden hacer efectivo en forma de viajes “gratis total”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad