Johnson Control, de asientos para coches, diez años en pérdidas

en Barcelona, 22 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Johnson Controls Eurosit, de Abrera, registró el año pasado un déficit consolidado de 65,6 millones de euros, 22 millones más que en 2013. Se trata del décimo ejercicio con números rojos en el balance consolidado, que incluye 15 filiales. El saldo negativo acumulado en este decenio aciago asciende a 530 millones.

Johnson Controls está integrada en el grupo estadounidense del mismo nombre. Se dedica a producir asientos para las factorías de Seat en Barcelona y de General Motors en Zaragoza. Su plantilla asciende a 2.600 personas. En 2014, las ventas consolidadas subieron de 775 a 794 millones.

Las subsidiarias del grupo abarcan fábricas de asientos, elementos metálicos y de control, componentes y aparatos de aire acondicionado. Esos centros industriales radican en Valladolid, Zaragoza, Valencia, Alicante, Madrid, Barcelona, Portugal y EEUU.

El auditor advierte en su informe, otro año más, de la incertidumbre que supone la reiterada contabilización de pérdidas. Además, el fondo de maniobra vuelve a registrar signo negativo, por importe de 113 millones. No obstante, los gestores sostienen que estos factores adversos quedan mitigados por otros de signo contrario. Entre ellos citan la implantación de un estricto plan de control de costes y la recepción de préstamos participativos de su accionista, por valor de 362 millones, demostrativos del sólido apoyo de su matriz.  

El balance consolidado incluye activos por 1.000 millones y unos fondos propios de 17,9 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad