Jordi Pujol duerme ahora más que antes

stop

Achaca una demora en una cita con Camdessus al sueño

Jordi Pujol./ED

09 de mayo de 2013 (14:22 CET)

El ex president Jordi Pujol nunca ha sido partícipe de lo políticamente correcto. Ni los asesores de imagen pudieron convencerle, ni los expertos en comunicación tuvieron éxito cuando ejercía de president de la Generalitat. Y ahora, distanciado del poder, no iba a ser menos.

Así que el propio Pujol ha admitido en un encuentro con Michel Camdessus, ex director gerente del FMI, que había llegado tarde porque se había quedado dormido. Así de sencillo, y así de simple. Nada de un problema de tráfico, como se anunció "benévolamente" a los periodistas.

Pujol está aguantando un verdadero chaparrón político, con las cuestiones judiciales que afectan a algunos de sus hijos, y también sufre por la complicada situación política en la que se encuentra el Govern de Artur Mas. Todo ello unido ha desgastado al president, que, aunque todavía muy activo, ya no practica aquellas largas disquisiciones políticas sobre Catalunya, Europa o el mundo.

Claro que Pujol ha justificado su querencia a las sábanas por una cena que se alargó y que fue muy fructífera con el propio Camdessus y otros asistentes. Se fue tan satisfecho a la cama, que le costó despertarse.




Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad