La Generalitat “plenamente volcada” en Cacaolat

27 de abril de 2011 (11:43 CET)

El concurso de acreedores, antigua suspensión de pagos, de Cacaolat es atípico. Lo explicaba una de las personas que están dedicadas casi plenamente a buscar una solución al problema. El elemento diferencial es que en esta ocasión el Departament de Empresa i Ocupació, que dirige Francesc-Xavier Mena, está “plenamente volcado, como no se había visto antes desde el Govern” en buscar una salida positiva para dicha sociedad con arraigo en la economía catalana.

A ello, se ha unido otro elemento: la autoridad judicial ha tenido a bien destinar como administradores judiciales a dos expertos en concursos integrados en despachos muy importantes: Roca i Junyent y Deloitte, respectivamente. Estos dos bufetes han puesto a disposición de los letrados responsables de la administración provisional toda su artillería contable y recursos para desentrañar lo más pronto posible las operaciones económicas en las que el holding de los Ruiz-Mateos implicó a Cacaolat.

De los primeros análisis de las cuentas de Cacaolat se deduce que el problema que afecta dicha sociedad es de liquidez, porqué - “tienen mucho y muy buen papel”, es decir, letras de cambio y compromisos de pago de gran calidad. No obstante, no se consigue que bancos y cajas adelanten esos efectos comerciales para que la marcha ordinaria de la empresa se normalice.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad