La Junta Electoral obliga a retirar las estelades de edificios públicos

stop

DEBATE SOBERANISTA

Josep Ramón Bosch, deja de ser presidente de Societat Civil Catalana

en Barcelona, 14 de mayo de 2015 (20:29 CET)

Lo había reclamado con insistencia Societat Civil Catalana. La entidad presentó un recurso ante la Junta Electoral Central para que se retiraran las estelades de los edificios públicos en Cataluña. Y ha logrado el objetivo. El organismo ha dictado una resolución en la que exige la retirada de las estelades durante la campaña electoral, al entender que las instituciones deben mantener la neutralidad política en ese periodo.

Para la entidad Societat Civil Catalana se trata de un triunfo a sus tesis, porque hace dos semanas reclamó, a través de un documento, que se retiraran durante la campaña. La entidad había localizado, foto a foto, estelades en 323 municipios de Cataluña. Desde hacía meses, la entidad había mostrado su rechazo a que en las plazas públicas de muchos ayuntamientos pudieran erigirse unas insignias que no representan al conjunto de la ciudadanía.

La ANC reclama "llenar" los balcones de estelades

La decisión de la Junta Electoral Central, --precisamente uno de los objetivos de los partidos soberanistas es aprobar una nueva ley electoral que incorpore una Autoritat Electoral Catalana-- ha provocado un enorme malestar en las entidades soberanistas.

La reacción de la Asamblea Nacional Catalana no se ha hecho esperar. Y ha pedido "llenar" con estelades los balcones de las ciudades como una muestra de que el movimiento está más vivo que nunca. Los partidos también se han movido, y Esquerra ha pedido que las insignias ondeen en los ayuntamientos.

Obligados a mantener la "neutralidad"

A pesar de la petición de Societat Civil Catalana, que reclamaba la retirada de todas las estelades de los espacios públicos, la Junta Electoral Central se centra en las que ondean en "edificios públicos" y en "colegios electorales".

Y dice claramente que "durante los periodos electorales, los poderes públicos están obligados a mantener estrictamente la neutralidad política y, por tanto, deben abstenerse de colocar en edificios públicos y locales electorales símbolos que puedan considerarse partidistas y deben retirar las que se hubieran colocado antes de la convocatoria electoral".

Para Societat Civil Catalana se trata de un triunfo en toda regla, porque nadie como esta entidad ha bregado tanto en esa dirección. Dirigida por Josep Ramon Bosch y Joaquim Coll, Societat Civil Catalana entiende que en muchas ocasiones en Cataluña se confunde lo que desea una parte de la sociedad catalana con el conjunto de la misma y que no se establecen los límites.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad