Las llamadas de Oriol Pujol a algunos empresarios se saldan sin éxito

18 de diciembre de 2014 (14:22 CET)

Una de las preguntas que se hacen los principales dirigentes de las empresas catalanas durante las últimas semanas comienza con un denominador común: "¿Te ha llamado a ti también?". Se refieren a las eventuales comunicaciones telefónicas que habría mantenido Oriol Pujol Ferrusola con algunos jefes de las grandes corporaciones.

En esas conversaciones, el hijo del ex presidente y ex alto cargo de CDC no invoca directamente una petición formal de empleo, sino que explica su situación personal y sus temores al futuro más inmediato en el ámbito laboral. No pide trabajo, según relata uno de sus comunicantes, pero insinúa que está sin ocupación prevista y ocupándose de su defensa.

El comentario posterior de quienes han recibido esas comunicaciones es obvio: nadie en el mundo empresarial parece muy dispuesto a asumir el coste de imagen que supondría incorporar a la compañía a quien está imputado por varios delitos, pero además simboliza la parte más pública de los manejos del clan familiar. Algunos incluso reconocen que lo mejor que podría hacer es trasladarse al extranjero una vez tenga sustanciados sus asuntos judiciales y que sus hermanos Jordi (México) y Josep (EEUU) le buscaran un acomodo laboral allende fronteras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad